Siniestro de tránsito fatal en Punta Colorada

Día de la prevención del cáncer de cuello uterino

 El 26 de marzo se conmemora el “Día de la prevención del cáncer de cuello uterino” (CCU). En este día se busca tomar conciencia sobre la importancia de prevenir esta enfermedad con acciones de sensibilización y educación.


El CCU podría evitarse en el 100 % de los casos si se tomaran las acciones adecuadas en salud, sin embargo, ocupa el cuarto lugar de incidencia en las mujeres uruguayas y el quinto en mortalidad. (Período 2015-2019 Registro Nacional del Cáncer).

El CCU es uno de los tumores malignos de los más se conoce su etiología e historia natural. Su principal causa es el  virus del papiloma humano (HPV) que se contrae a partir de las relaciones sexuales y que afecta tanto a mujeres como varones. 

El HPV También puede causar otros tipos de cáncer como de boca, garganta, ano, pene, vagina y verrugas genitales, entre otros.

El virus puede ser eliminado por nuestro sistema inmunológico o permanecer en nuestro organismo sin dar síntomas por mucho tiempo, pero también puede generar lesiones premalignas, sin síntomas, que si no se tratan a tiempo devienen en cáncer.

La vacunación es uno de los mejores métodos de prevención en tanto que es segura, eficaz y evita la infección contra los tipos más comunes de HPV. En nuestro país se aplica en un esquema de dos dosis con un intervalo de seis meses en mujeres y varones de 11 a 26 años inclusive, de forma universal y gratuita sin requerimiento de indicación o receta médica para su administración.

En inmunodeprimidos comprendidos en edades de entre 9 a 26 años inclusive se recomienda un esquema de 3 dosis (0, 2 y 6 meses) con indicación médica y de forma gratuita.

Existen otros factores de riesgo que favorecen la permanencia del virus en nuestro organismo como el tabaquismo y la inmunodepresión, por ejemplo.

El uso de anticonceptivos de barrera disminuye la probabilidad de transmisión del VPH pero no la impide por completo.

Es importante realizar controles periódicos médicos para detectar en forma oportuna lesiones precancerosas, poderlas tratar y así evitar el desarrollo del CCU.

Hasta el momento, el estudio para la detección temprana del cáncer de cuello de útero en nuestro país es el papanicolau (PAP) pero desde el Programa Nacional de Control del Cáncer en conjunto con expertos nacionales e internacionales se están actualizando las guías de prevención de cuello de útero en las que se incorporará el estudio del HPV como tamizaje.

A la fecha de hoy, el Ministerio de Salud Pública recomienda realizar el screening de cuello uterino con el estudio del PAP a partir de los 21 años y hasta los 69. Las dos primeras pruebas de PAP se realizan de forma anual y si son normales, se repiten cada tres años. Estos controles deben hacerse independientemente de haberse vacunado contra el HPV.

Es importante recordar:

Las mujeres a partir de los 21 años tienen un día de licencia anual paga para realizarse el PAP según la ley N° 17242.

La realización del estudio del PAP es uno de los requisitos obligatorios para la obtención del carnet de salud (decreto N 571/2006).

Comentarios