Gasshuku del Instituto de Karate Tradicional Uruguayo se realizará en Piriápolis

Calificadora S&P subió la calificación de Uruguay a BBB+, con perspectiva estable

 Uruguay logró la más alta puntuación crediticia según la calificadora de riesgo S&P, que le subió la nota a BBB+, con perspectiva estable. De esta manera, coincide con el criterio de la agencia R&I, que en octubre de 2022 la había elevado a ese mismo rango, el mayor en la historia del país.


En la resolución de S&P, la agencia destacó que la perspectiva estable refleja la expectativa de que un crecimiento económico continuo y los resultados fiscales estables contribuyan a un déficit fiscal moderado y a la estabilización en los niveles de deuda. Por otra parte, resaltó que espera que inversiones en diversos sectores de la economía respalden un crecimiento del producto bruto interno (PBI), de alrededor de 2,5%, en promedio, en el período 2024-2026.

Tras este anuncio, el Ministerio de Economía y Finanzas reveló que la decisión adoptada por S&P se suma a otras mejoras definidas por calificadoras desde marzo de 2020.

La titular de la cartera, Azucena Arbeleche, dijo al respecto que la mejora en la calificación crediticia confirma la confianza en el manejo fiscal prudente y que esto se viene percibiendo entre los inversores a través de las bajas primas de riesgo país. “Esta credibilidad y confianza en el manejo de los dineros públicos genera un mayor bienestar para los uruguayos”, señaló.

Acerca de las políticas reforzadas, indicó que, en primer lugar, se genera un aumento en el empleo, como resultado de un incremento de la inversión en el sector productivo. En segundo término, manifestó, se reduce la carga tributaria a personas y empresas.

Asimismo, consideró que, gracias a un manejo fiscal prudente, Uruguay puede acceder a créditos en condiciones más favorables y, además, asignar mayores recursos a sectores prioritarios, como los hogares de menores ingresos, las empresas de menor porte, la salud, la educación, la infraestructura y la vivienda.

La agencia S&P resaltó también el avance en las reformas estructurales, con especial énfasis en la seguridad social. Los cambios reconocidos comprenden, asimismo, la regla fiscal, una mayor transparencia en el mercado de los combustibles, las acciones por una mayor inserción internacional y el ambiente, entre otras.

En diciembre de 2021, Fitch mejoró la calificación de la deuda uruguaya a estable (BBB-); en octubre de 2022, la agencia japonesa R&I subió la nota a BBB+, con perspectiva estable, y, en noviembre de ese año, DBRS Morningstar la elevó a BBB, con perspectiva estable.

Comentarios