A 127 años de la llegada del tren, Aznárez podrá potenciar su rica historia patrimonial

 La firma del pasaje a competencia de la Intendencia de Maldonado de las estructuras de AFE en Solís Grande este martes, permitirá que la zona pueda potenciarse como centro cultural.


El documento fue suscrito por el intendente Enrique Antía y el presidente de la Administración de Ferrocarriles del Estado doctor José Pedro Pollak en acto que contó con la presencia de la alcaldesa Patricia Martínez.

En el caso de Solís Grande, Martínez procedió a suscribir uno de los documentos que refrenda el acuerdo alcanzado.

El esfuerzo local

En pueblo Gregorio Aznárez ya venía funcionando el museo "La Sierra", dependiente de la Asociación de Fomento y Desarrollo Puedblo Aznárez (AFODEPA), que oficiaba como lugar de  encuentro entre visitantes y piezas patrimoniales para construir  la identidad comunitaria.

El centro poblado se encuentra en Ruta 9, km 87  frente a la formación "Sierra de Ánimas".

Está ligado a la fábrica RAUSA y la estación ferroviaria "La Sierra".

En este 2022 se llegó a los 127 años del arribo del tren al extremo más occidental que tiene el departamento de Maldonado.

Desde tiempo atrás los lugareños con el apoyo del municipio procuraban rescatar el patrimonio local, lo que ahora al tener competencia el gobierno departamental sobre los bienes que son de AFE se podrá avanzar de una forma más orgánica en el camino emprendido.

Una historia productiva

“Pueblo Aznárez”, ubicado en el km 85 de la Ruta 9 y conocido también como paraje “La Sierra” o “Rausa”, comienza su génesis a partir de una serie de circunstancias que involucran en 1869 la llegada a Uruguay de Gregorio Aznárez proveniente del País Vasco y  la aprobación en 1891 de la ley que autorizó la fundación de la Refinería Oriental  en Montevideo  dedicada a la Industrialización de azúcar recibida de Europa. El responsable era Félix Giraud  y Aznárez, su colaborador.

Giraud y Aznárez se pusieron de acuerdo para generar azúcar de industrialización nacional a cuyos efectos Aznárez emprendió un viaje por todo el país en busca del lugar indicado para la instalación de la fábrica.

En 1895 se inauguró  el primer ramal férreo que llegó al departamento de Maldonado que se extendía desde Empalme Olmos, cruzaba el arroyo Solís Grande hasta el valle del mismo nombre y terminaba en la denominada “Estación La Sierra”, debido a Sierra de las Ánimas que deominaba el paisaje del lugar.

Entre los años 1897 -1900, Aznárez  llega a “Estación La Sierra”. Luego de   recorrer toda la  zona se encuentra con tierras de muy buena calidad bordeadas por el arroyo Solís Grande entre  el Río de la Plata  y la Sierra de las Ánimas.

Los terrenos estaban alcanzados por la  Terminal del Trenes del Este, trasporte seguro y confiable en la época lo que decide la compra  a Tulio Acosta de 3000 hectáreas. A partir de allí comienza a concretarse la idea de los emprendedores  Giraud y  Aznárez  a través del cultivo de remolacha y la instalación de la fábrica.

La fábrica y la gente

En 1900 comienza la construcción de la fábrica y las primeras casas destinadas a los obreros, a las cuales se suman las primeras casitas rurales destinadas a los medianeros quienes serían los cultivadores de remolacha, materia prima que abastecería la fábrica. 

En 1902  se realiza la inauguración del Ingenio “Primera Cosecha.” y un año después se elabora el Primer Kilo de Azúcar de Industrialización Nacional. 

Ante el retiro de Félix Giraud que volvió a su país de origen y se retiró del emprendimiento Gregorio Aznárez quedó en una situación difícil que logró sobrellevar.

En 1906  se constituyó la empresa “Díaz y Aznárez” y en 1910  se fundan la primera escuela, el puesto policial y se crea el Club Social (pulpería), ubicado  hasta ese entonces en “La Casona”, posta de diligencia.

Entre los años 1915 -1930 se incrementan los cultivos y ascienden a más de 100 los medianeros afincados con sus familias en el medio rural.

La continuación de una gestión

En 1931 el ingeniero Julio Gregorio Aznárez es designado como administrador de la empresa para la que sigue la línea de su padre, abocándose  al desarrollo del cultivo y permanente mejora del procesamiento; la generación de más fuentes de trabajo en el poblado que venia en crecimiento, y la mejora de las condiciones de vida de los trabajadores y sus familias.

Fue el impulsor de la construcción de las escuelas, iglesias y las necesidades que fueron apareciendo año a año en un progresivo crecimiento de la industria y su gente.

En 1935 se comienzan las primeras Plantaciones Forestales en Bella Vista y  en 1937 la firma “Díaz y Aznárez” se transforma en Sociedad Anónima con el  nombre  “Remolachera Azucarera Uruguaya Sociedad Anónima” (Rausa).

De esta manera se logra acceder a capitales de inversión a través de la Bolsa de Valores de Montevideo con el fin de desarrollar, modernizar y ampliar las primeras instalaciones y maquinarias, tanto en los cultivos, como en la fábrica, pero manteniendo su carácter de empresa nacional.

De 1941 data la inauguración del nuevo edificio de la Escuela Pública de Rausa junto a la Escuela de Bella Vista, con la presencia del Presidente de la Republica Oriental del Uruguay.

Tres años después se inaugura el segundo ingenio azucarero en Montes, Canelones.

En 1946 se bendice la Parroquia de la Sagrada Familia.

En 1948 se realiza la primera urbanización de ocho hectáreas que se dividen en setenta y nueve solares cuyo primer comprador fue Raymundo Donate.

El pueblo sigue su proceso de crecimiento por lo que en 1949 se inaugura la Caja de Previsión Social teniendo a su servicio una ambulancia la cual esta a disposición de todos los pobladores. Dos años más tarde fallece Gregorio Aznárez.

La mayoría de edad

En 1956  se conformó la Junta local, que funcionó en “La Casona” junto al club y en junio de ese año  se introdujo un proyecto de ley que elevaba a la  categoría de pueblo, al núcleo poblado ubicado en la 5ta Sección Judicial del Departamento de Maldonado, en  las inmediaciones de la Estación de Ferrocarril "La Sierra" que pasa a denominarse "Pueblo Gregorio Aznárez”

Recién en 1959 se efectúa la Declaración Oficial de la localidad como: “Pueblo Gregorio Aznárez” cuando contaba con 164 viviendas, fábrica, escuela pública, servicio de asistencia social, Juzgado de Paz, agencia de Correos, agencia de Seguros del Estado, Caja  Rural, Estación de Ferrocarril, una decena de comercios, un Club Social y Deportivo con sala de espectáculos públicos, policlínica de Salud Pública, parroquia, Caja de Previsión Social, Club Agrario Juvenil y Sucursal del Banco Pan de Azúcar.

Con luz propia

La luz eléctrica generada por UTE llegó al pueblo en 1963

En 1967 se construyeron  60 viviendas para los funcionarios, en el denominado Barrio INVE financiadas por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la Empresa RAUSA en partes iguales.

En la década del 70 se inaugura la sede de la Institución Social y Deportiva RAUSA, el Cementerio Local, el Alumbrado Público, Colegio y Liceo privado y en paralelo comienza la decadencia de RAUSA.

Un cambio

En 1982 se obtiene la que sería la última zafra de la industria azucarera remolachera y comienza la reconversión a la industria del maíz.

En 1984 se abren las puertas de la Planta de Fructuosa de Maíz: AILSSA “Agroindustria La Sierra S.A.” . Aquí se comienza con la producción de un jarabe líquido  el cual tiene el poder de endulzar como el azúcar común utilizado para los refrescos y otros fines similares.

En 1989 se construyen 93 viviendas de Ayuda Mutua Plan MEVIR

Al año 1992 corresponde la construcción del  nuevo edificio de la Junta Local, actual Municipio de Solís Grande. En esta fecha el pueblo recibe en sus calles al Príncipe de Asturias.

Tres años después se inaugura el  Gimnasio y se efectúa la pavimentación de calles con mejoras  en la red lumínica.

Una historia propia

En el  2002  los esfuerzos de los pobladores dan forma a los festejos  de “los 100 Años del Pueblo”

En 2005 se crea  la  “Asociación de Fomento y Desarrollo de Pueblo Aznárez” (Afodepa).

Para el 2007 se inauguran 15 viviendas de la  “Cooperativa de Viviendas Gregorio Aznárez” (Covigaz).

 

(*)Algunos de los aspectos referidos fueron tomados del material histórico recopilado por la Asociación de Fomento y Desarrollo de Pueblo Gregorio Aznárez (Afodepa).

Comentarios