Mejorarán condiciones edilicias en 100 ollas populares de Montevideo - JBC de Piriápolis

"Uniendo al país"

Breaking

martes, 9 de noviembre de 2021

Mejorarán condiciones edilicias en 100 ollas populares de Montevideo

 La Intendencia de Montevideo, en convenio con la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo de la Udelar, realiza reparaciones y obras de mejora de infraestructura en ollas populares.
La iniciativa se inscribe en el eje alimentario del Plan de Apoyo Básico a la Ciudadanía (ABC) y el programa Acciona Montevideo, presentado en setiembre por la intendenta Carolina Cosse y el rector Rodrigo Arim.

El programa Acciona Montevideo busca transmitir prácticas, métodos y experiencias que contribuyan a recalificar la vida de quienes habitan esta ciudad.

Por medio de este programa se habilitó un consultorio sobre vivienda y hábitat, que funciona en Casavalle. En este consultorio se brinda asesoramiento para mejorar las condiciones edilicias de los locales donde funcionan las ollas y los merenderos populares que reciben apoyo del Plan ABC.

Mediante esta articulación se procura mejorar las condiciones edilicias de 100 ollas.

El sábado 6 de noviembre se llevaron adelante trabajos de refacción en la olla y merendero La Ranita en el barrio Marconi, para que tenga un espacio techado.

Las personas referentes de las ollas populares también están participando en talleres de alimentación, en los que aprenden alternativas de menú, formas de prepararlos, optimización de nutrientes y buenas prácticas de manipulación.

Se explica cómo optimizar las preparaciones destinadas a ollas, a través de la disminución del desperdicio alimentario y el cuidado en su almacenamiento.

El martes 9 de noviembre, participantes del Plan Laboral ABC trabajarán en la recuperación de alimentos en la Unidad Agroalimentaria Metropolitana (UAM) con destino a las ollas.

Esta acción también se integra a un plan piloto mediante el cual se recuperan alimentos –principalmente frutas y hortalizas– que no se comercializan en la UAM por cuestiones de tamaño o calidad comercial, pero que siguen teniendo valor nutricional y están completamente aptos para el consumo.

Para ello se inspecciona y verifica si están en condiciones de ser utilizados para el consumo humano. Los que no resultan aptos son llevados a la planta de tratamiento Tresor para crear compost, que luego es vendido a los productores.

La intendenta Cosse hizo mención a este plan piloto en su participación en la Cumbre del Cambio Climático COP 26. "Hoy estamos recuperando una tonelada de alimentos seguros y saludables que de otra manera serían perdidos, con los correspondientes impactos económicos y ambientales, incluyendo la generación de metano".

No hay comentarios:

Publicar un comentario