El gobierno está «arremetiendo sin piedad contra las empresas públicas» dijo Vanessa Peirano - JBC de Piriápolis

"Uniendo al país"

Breaking

jueves, 16 de septiembre de 2021

El gobierno está «arremetiendo sin piedad contra las empresas públicas» dijo Vanessa Peirano

La dirigente portuaria formó parte de la oratoria del paro de ayer.
La dirigente del Sindicato de Peones Rurales, Soledad Amaya, dijo que no es posible resignarse al despotismo y la explotación del hombre por el hombre. "Sentimos que nos están expropiando nuestros derechos, todo lo que se logró con tanto esfuerzo", en directa alusión al Instituto de Colonización. Reclamó la posibilidad de construir una sociedad más justa, igualitaria y descentralizada" y advirtió que la historia se repite y que "el mejor de todos nosotros", en relación a José Artigas, basó su lucha en tres pilares: la defensa del puerto de Montevideo, la distribución de tierras y la integración de los pueblos libres. Amaya sostuvo que "los adversarios siguen siendo los mismos", en relación a los extranjeros que vienen "por nuestros recursos", la especulación financiera y la intermediación de aquellos que con la promesa de ofrecer puestos de trabajo "son beneficiados por exoneraciones fiscales", créditos blandos del BROU y la posibilidad de no tributar por sus grandes extensiones de tierras. En este sentido, la dirigente del sindicato de peones rurales dijo que hay quienes violan derechos, promueven la rebaja de salarios de los trabajadores rurales y reivindican la desaparición del Instituto de Colonización. "Son los genuinos representantes de la oligarquía nacional y del agro negocio", fustigó. "¿Cómo podemos pensar en soberanía -alimentaria, territorial, garante de intereses nacionales- sin el Estado como socio natural de los productores familiares y trabajadores rurales?", interpeló.

En otro punto, Amaya dijo que "los caranchos que rondan el botín son los mismos de siempre", en directa alusión a los que se han beneficiado en el campo con las políticas neoliberales, en detrimento de los asalariados rurales y los pequeños productores. Por último, reclamó al gobierno una política de tierras, en directa defensa del Instituto de Colonización, para que de una vez por todas, "los más infelices sean los más privilegiados".  

En tanto la dirigente portuaria e integrante del Secretariado Ejecutivo del PIT-CNT, Vanessa Peirano, denunció que el gobierno está «arremetiendo sin piedad contra las empresas públicas». Remarcó que la crisis es sanitaria, pero también económica y social  y que sus consecuencias, "las sigue pagando el pueblo con una profunda desigualdad".

La dirigente portuaria sostuvo que el movimiento sindical y el pueblo organizado no se resigna ni se acostumbra "a que el dolor se naturalice, ni a que la desigualdad se siga profundizando, ni mucho menos al hambre".

Puerto

Peirano se refirió a la situación del puerto de Montevideo, que ha sido uno de los ejes centrales de los reclamos del PIT-CNT en rechazo al acuerdo secreto firmado con la empresa Katoen Natie. "En medio de la mayor crisis sanitaria, cuando reinaba el miedo y la incertidumbre en cada uno de nuestras casas, este gobierno decide firmar un acuerdo a escondidas del pueblo, un acuerdo que no resiste ningún sustento jurídico, que no genera mayores puestos de trabajo, es más ni garantiza los puestos existentes en la comunidad portuaria. Que tampoco garantiza mayores cargas o movimientos para el país, pero lo que si convalida el acuerdo, es la entrega de la soberanía nacional, la de nuestro principal puerto comercial, la entrega más evidente y escandalosa que estamos viviendo en el país. Cuando aún faltan 10 años para que venza el actual acuerdo y excusándose en una amenaza de juicio, se decide entregar la exclusividad en el manejo de contenedores y la regularización de los precios para su discrecionalidad a la firma belga, regalando la llave de casa, quitándole toda competencia en el negocio portuario a la ANP. Y la Administración Nacional de Puertos ha demostrado una descentralización eficiente en la conducción del desarrollo de las cargas, que ha equilibrado el comercio a lo largo y ancho del país, reactivando los puertos de Colonia o La Paloma por ejemplo. La ANP ha demostrado ser solvente en el manejo de los dineros públicos y hoy se encuentra ante el mayor debilitamiento y sin ningún tipo de explicación razonable".

Peirano subrayó que el puerto "que nos dio origen e independencia como nación, hoy se regala por 60 años. ¿Dónde está la ganancia del acuerdo para el pueblo si no se garantizan mayores puestos de trabajo? ¿Cuántas nuevas líneas navieras querrán parar en nuestras costas si seremos el único país de la región que obliga a las navieras acordar precios con un monopolio privado? ¿Quién nos va a garantizar que los artículos de la canasta básica lleguen a precios razonables o el desarrollo de los sectores estratégicos en el país se sostenga sin la intervención del Estado?", interpeló.

"El acuerdo que el actual gobierno hizo con TCP o Katoen Natie, es un acuerdo anticonstitucional e Ilegal y sepan con certeza que vamos a utilizar todas las herramientas necesarias, para que las y los trabajadores, ejerciendo nuestro pleno derecho a la movilización, exigiremos responsabilidades y que se deroguen los artículos 114 y 115 que lo reglamentan. Que lo sepa el presidente de la República", remarcó.

El puerto no se vende, se defiende

"Lo que está pasando en el puerto no es un hecho aislado, es parte de una vieja fórmula conocida para el movimiento obrero: la de desmantelar los servicios públicos y volverlos ineficientes. En esa fórmula de promover el desprestigio de las empresas públicas y la de sus trabajadores, se arremete sin piedad en contra de las empresas públicas. ¿Será porque son las únicas empresas capaces de sostener y velar por las reales garantías sociales que no solo necesitamos sino a las que tenemos derecho?", interrogó.

"Sepan que nuestras empresas públicas son el fruto de años de lucha respetuosa y que ante la crisis sanitaria han sido ellas quienes sostuvieron al pueblo demostrando su gran importancia durante toda la pandemia. Miles de trabajadoras y trabajadores ya salimos a ganar las calles sin nada más que nuestras banderas y el sueño colectivo de que una sociedad más justa y equitativa es posible en ANTEL, en OSE, en Colonización , en el BPS, en UTE, en el Poder Judicial, en ANCAP, en la Salud Pública y en la enseñanza, para nombrar solo algunos ejemplos".

Las palabras solas no alcanzan

"No bastan las palabras para educar cuando se pierden 18 jornales de un tirón, sin ninguna expectativa de recuperación, sino que hacen falta recursos para educar. En el último Presupuesto Nacional lo único que claramente se garantiza es la pérdida de salario para sus trabajadores. Pérdidas de salario que repercuten a los jubilados y pensionistas o en la vida directa de nuestros niños y adolescentes". Asimismo, Peirano sostuvo que la única economía que no paró su actividad durante la pandemia, "fue la economía del cuidado. Y en este sentido quiero destacar la oportunidad que tenemos en nuestro próximo congreso para seguir fortaleciendo la equidad de género. Basta con mirar para nuestros costados y ver que estamos rodeados de compañeras y compañeros valiosos que tienen que poder encontrar un espacio en el movimiento sindical porque la transformación se dará si estamos juntos a la par. También quiero trasladar todo el apoyo para seguir luchando por los derechos conquistados a la Coordinadora de la marcha por la diversidad que el próximo 24 de setiembre marchara bajo la consigna “Estado ausente, nuestra lucha presente”. Así que reclamamos al gobierno de turno a que tome una posición clara y nos brinde soluciones reales, que atienda las reiteradas soluciones que desde el movimiento sindical hemos expresado como una canasta básica de emergencia o un mínimo salario de emergencia que pueda reactivar nuestro mercado interno. Hoy exigimos que se atienda con políticas compensatorias a las y los uruguayos que siguen sin ningún ingreso y que se le exija a los sectores más concentradores de riqueza -que la pandemia los benefició- que aporten recursos para brindar dar una vez por todas respuestas claras en materia de empleo y salario para la sociedad".

LUC

"Y esta fórmula que desmantela todo, también está presente en la Ley de Urgente Consideración. Una LUC que marcará historia por la urgencia de imponer una política claramente antiobrera y antipopular que marca un enorme retroceso en derechos y de bajísima calidad democrática. Pero con la LUC, hemos demostrado que solo bastaba enfrentarse a un gobierno que pretenda menoscabar la vida de las uruguayas y los uruguayos para salir a forjar y reconstruir las mayorías necesarias para enfrentarlas. La nueva mayoría saldrá a debatir con argumentos a cada uno de los 135 artículos si son necesarios. Y por ello hoy no puedo dejar de saludar muy especialmente, al igual que lo viene haciendo nuestra Comisión Pro Referéndum por todo el país, a los cientos y miles de militantes que hicieron posible esta gran hazaña, miles de militantes que con pandemia, con lluvia, con frío o calor huella a huella este movimiento sindical y especialmente nosotras, las mujeres del país, que vaya si tenemos experiencia en el trabajo militante, silencioso y consecuente. Las firmas que entregamos dicen que no vale todo lo mismo, que no vale gobernar de cualquier forma y para minorías concentradoras de riqueza y que no permitiremos que se siga asfixiando y golpeando a quienes menos tienen. Así que en este sentido ahora tenemos que ir por el segundo tiempo y cada uno de nosotros volvemos a jugar un rol fundamental para el Sí. Estoy convencida que estamos forjando la nueva mayoría necesaria que levantara la papeleta del Sí, claro que Sí. El SÍ donde el pueblo democráticamente en las urnas derogará los 135 artículos más nocivos de la LUC para que en el próximo referéndum, levantaremos todos los argumentos que sean necesarios, sin agravios, sin insultos, respetuosamente como lo sabemos hacer los trabajadores organizados. Quienes defienden la LUC podrán tener más recursos, pero nosotros tenemos la indignación de la injusticia que nos une y nos interpela. Y bien sabemos, por nuestra historia, que nada podemos esperar sino es de nosotros mismos", concluyó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario