Autoridades nacionales celebraron 150.° aniversario del abastecimiento de Aguas Corrientes a Montevideo - JBC de Piriápolis

"Uniendo al país"

Breaking

domingo, 18 de julio de 2021

Autoridades nacionales celebraron 150.° aniversario del abastecimiento de Aguas Corrientes a Montevideo

 El ministro de Ambiente, Adrián Peña, informó que el Gobierno estudia la construcción de una nueva planta y toma de agua en el Río de la Plata, posiblemente en la localidad de Arazatí, San José. Este enclave podría aportar un 30% del volumen de abastecimiento de agua potable en el área metropolitana, aseguró el jerarca, en la conmemoración del 150° aniversario del abastecimiento de ese recurso por cañería a Montevideo.
Además de Peña, participaron la vicepresidenta de la República, Beatriz Argimón, el secretario de la Presidencia, Álvaro Delgado, la ministra de Economía y Finanzas, Azucena Arbeleche, el director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto, Isaac Alfie, el titular de OSE, Raúl Montero, el expresidente de la República Luis Alberto Lacalle, legisladores y directores de Antel y de Ancap.

En el acto, que se desarrolló en el Salón de los Pasos Perdidos del Palacio Legislativo, el ministro Peña calificó de hazaña la instalación de la planta potabilizadora en Aguas Corrientes, en un contexto de crisis política, económica y social, al tiempo que recordó que la cartera que dirige es la autoridad competente en materia de aguas superficiales y subterráneas en el ámbito nacional.

Sostuvo que la temática es prioritaria para el Gobierno y que, desde el primer día de la actual administración, se trabaja en alianza con OSE en la cantidad y calidad del agua con la que se abastece a la población y para jerarquizar al organismo. En ese sentido, señaló que se han adoptado una serie de medidas para asegurar el recurso y preservarlo, cuidando todos los factores de calidad. “Agua para la producción, agua para la conservación, agua para la vida”, remarcó.

Reseñó que la toma del río Santa Lucía, en Aguas Corrientes, es un símbolo para el país y aún hoy abastece al área metropolitana y asegura calidad de vida a la mayor parte de la población. El 18 de julio de 1871 el presidente Lorenzo Batlle inauguró la obra, que representó la llegada del agua potable por cañería a Montevideo, demandó tres años y significó una de las acciones que contribuyeron a “meter a Uruguay en la modernidad”.

Peña aseveró que el ministerio debe continuar trabajando en el río Santa Lucía, en el control ambiental y en el de las industrias, que hoy se realiza sobre el 90% de ellas, en tiempo real y en la producción, área en la que aún se debe avanzar en el procesamiento de los efluentes de los tambos.

Agregó que se debe seguir impulsando el compromiso del saneamiento de las ciudades del área, para lo que se estima será necesaria una inversión de 1.000.000.000 de dólares. El jerarca aseguró que el suministro de agua potable y de saneamiento será de OSE, como lo establece la Constitución de la República. Se evalúa que la construcción del saneamiento sea realizado, como en otras intervenciones del organismo, a través del mecanismo de iniciativa privada.

Adelantó que, para cuidar y asegurar la provisión de agua potable del río Santa Lucía, el Ministerio de Ambiente suscribirá, con Ganadería, Agricultura y Pesca, un acuerdo referido al uso de agroquímicos, que incluye la actualización de su registro y la evaluación de riesgo ambiental, que hoy no existe.

Peña manifestó que, para no depender de una sola planta, como ocurre hoy, se estudia la construcción de otra sobre el Río de la Plata, como el proyecto Neptuno. Uno de los puntos a estudio es en Arazatí, San José. Al respecto, el jerarca adelantó que el estudio de factibilidad “está casi pronto” y que, en caso de confirmarse, aseguraría un 30% de abastecimiento de agua potable desde otra fuente, frente al 70% que continuará proveyendo Aguas Corrientes.  

Por su parte, Montero amplió la reseña histórica y afirmó que, de los 60.000 habitantes inicialmente beneficiarios del servicio, se llega hoy a una planta que abastece de agua potable a casi 1.500.000. Para esto, fue necesario construir cinco líneas de bombeo adicionales, tres represas: Aguas Corrientes, Paso Severino y Canelón Grande, sucesivas ampliaciones que permitieron abastecer 700.000 metros cúbicos diarios y extender las redes de distribución hasta alcanzar casi 6.000 kilómetros en el área metropolitana.

“El fortalecimiento de la planta ha sido una política estratégica del Estado uruguayo que ha involucrado a varias administraciones del siglo XX y lo que va del XXI”, indicó. Añadió que “Aguas Corrientes va a seguir siendo el corazón del suministro del agua potable del área metropolitana por muchos años y, por lo tanto, no debemos descuidar su capacidad de reserva y de tratamiento”.

Luego de referirse a la planta proyectada en el Río de la Plata, en línea con lo expuesto por Peña, informó que está planteado el desafío de dar respuesta a la deuda histórica con el interior del país en lo que respecta al servicio de alcantarillado, ya que allí solo la mitad de los ciudadanos nucleados en los centros urbanos disponen de él. “Estamos estudiando el instrumento de la iniciativa privada para aumentar y optimizar esa cobertura”, anticipó.

Argimón explicó la mirada estratégica de los gobernantes que tomaron la iniciativa de proveer de agua potable por cañería a Montevideo y que respondió a la expectativa de una comunidad. Mencionó que OSE acompañó los diversos momentos históricos y que es un organismo muy querido por la sociedad, según sondeos que marcan el afecto de los ciudadanos a sus instituciones. Valoró el aporte de los equipos técnicos y los funcionarios, artífices de historia “social, en su esencia”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario