Privados de libertad fabrican libros para donar a jardines de infantes - JBC de Piriápolis

"Uniendo al país"

Breaking

martes, 20 de octubre de 2020

Privados de libertad fabrican libros para donar a jardines de infantes

 La asociación civil “Nuestros hijos nos esperan” donó 44 libros de “La Ballena Griselda” a jardines de infantes del Consejo de Educación Inicial y Primaria que son construidos bajo la modalidad de Participación Público Privada (PPP).
La organización surgió en 2014 a partir de la iniciativa de personas privadas de libertad que tenían el proyecto de fabricar libros para niños utilizando madera. “Se empezó a realizar en el Comcar y ahora se empezó a realizar en la PPP con unos seis privados de libertad que llevan adelante la tarea, que también rehabilita, porque están haciendo algo que pueden hacer el día de mañana que es trabajar con sus manos y tener un oficio. Aprender a trabajar, a pirograbar y pintar. El proyecto no termina acá porque, increíblemente, trasciende fronteras porque se está poniendo en otra lengua como es el inglés para llevarlo a Inglaterra porque el libro gustó mucho y esta ONG, que tiene la base de apostar a que la educación sane, tiene, sin dudas, el apoyo del Ministerio del Interior y del INR porque, en definitiva, todos apostamos a lo mismo: apostamos a que el privado de libertad vuelva a tener una dignidad que le permita el día que salga reinsertarse y no reincidir”, expresó el director de Convivencia y Seguridad Ciudadana del Ministerio del Interior, Santiago González.

Gabriel Camilo, ex privado de libertad y fundador de “Nuestros hijos nos esperan”, reflexionó sobre la importancia de estas iniciativas para la rehabilitación. “En la cárcel hay personas, seres humanos, que cometieron una falta, que cometieron un delito, pero que tienen el sueño, el deseo, yo no digo que todos, pero muchos, de estar con su familia nuevamente y vivir una vida normal. Yo creo en la oportunidad, yo creo en la esperanza”, dijo.

En tanto, el director del INR, Luis Mendoza destacó la iniciativa y su impacto en la vida después de la privación de libertad. “Si trabajamos con esta gente podemos pensar en un futuro mejor, pero esta gente, que está en nuestras cárceles privada de libertad, precisa de todos nosotros y tengo la confianza que lo vamos a lograr, porque el Uruguay es solidario y entre todos podemos mejorar y hacer que nuestros niños puedan encontrarse con una sociedad mejor, que es a lo que todos aspiramos”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario