El mundo se encamina en dar asilo a refugiados climáticos

El Comité de Derechos Humanos de la ONU ha determinado que el cambio climático debe ser uno de los factores para otorgar asilo.

Los países no deben deportar a alguien que ve amenazada su vida por las condiciones que está creando el calentamiento global.

La decisión se ha tomado a raíz de un caso de un ciudadano de Kiribati que pidió asilo en Nueva Zelanda junto a su familia, pero se le denegó.

Ione Teitiota recurrió al comité de la ONU argumentando que, si le deportaban, Nueva Zelanda violaba su derecho a la vida, ya que el aumento del nivel del mar y otros efectos del cambio climático han hecho que Kiribati sea inhabitable para todos sus ciudadanos. En las pequeñas islas hay violentas disputas porque la tierra habitable es cada vez más escasa y el agua dulce se está viendo contaminada por el agua del mar.
©ONU

Comentarios