Nélida “Chela” Fontora presentó su libro “La llama no se apaga” en Canelones. - JBC de Piriápolis

"Uniendo al país"

martes, 9 de octubre de 2018

Nélida “Chela” Fontora presentó su libro “La llama no se apaga” en Canelones.

Con la Sala Beto Satragni, del Complejo Cultural Politeama – Teatro Atahualpa del Cioppo, repleta de gente, la ex presa política Nélida Fontora, conocida como “Chela”, presentó su libro “La llama no se apaga”.


La mesa de presentación estuvo integrada, además, por el escritor Ignacio Martínez, por la ex jueza y actual directora del Instituto Nacional de Derechos Humanos y Defensoría del Pueblo, Mariana Mota, por el presidente de la asociacón de ex presos políticos Crysol, Gastón Grisoni, y por el intendente de Canelones, Yamandú Orsi.

“La llama no se apaga”, según contó Chela, está dividido en dos partes: la primera habla de su infancia y la crianza de sus padres hasta que se casó y se fue de su casa; y la segunda parte del libro se refiere a las vivencias como militante de la Unión de Trabajadores Azucareros de Artigas (UTAA), y de lo que vivió a partir de que la llevaron presa. Nélida estuvo presa durante 13 años en la cárcel de Paso de los Toros y en Punta de Rieles.

“Es un testimonio y creo que nuestro pueblo, nuestra gente, merece saber cuál fue la realidad que se vivió en este país”, aseguró Fontora. Además, añadió que el libro también busca que la voz de la mujer sea escuchada: “las mujeres hemos callado por mucho tiempo, y cuando salimos de la cárcel no fue a nosotras a quien le dieron prensa, fue a los compañeros, a pesar de que hemos luchado como todos y fuimos torturadas y presas como cualquier compañero”. Fontora expresó que su objetivo es “que sepan que yo soy la voz de la mujer rural y de aquella mujer que ya no está y que ha luchado por un mundo mejor”.

En relación al título del libro, la ex presa explicó que “la llama no se apaga porque nosotros seguimos luchando por la justicia y la verdad; la llama no se apaga porque tengo una hija, porque tengo nietos. Entonces la llama no se apaga porque queda encendida en cada uno de los jóvenes que hoy nos están apoyando”.

Por su parte, Ignacio Martínez catalogó al libro de “valiente”, porque “cuenta cosas que sucedieron hace medio siglo”, de “victorioso” ya que “ha triunfado por encima de las pretenciones de exterminio que tuvieron los sectores dominantes” en su momento; lo definió como “alentador y educador” puesto que “sale al cruce de la resignación, combate enérgicamente contra el conformismo y la idea de que las cosas son así y no pueden ser de otra manera”. Martínez afirmó que el triunfo de este libro está en que se pudo editar y en que Chela tuvo la valentía de contar su vida.

“Este libro, dentro de todo el drama que cuenta, nos hace mucho bien. Nos devuelve la condición humana en todo su mejor costado, nos dice que la resistencia no fue en vano, que el amor no fue en vano. Este libro nos aproxima a la mejor condición humana que debe ser nuestro principal motivo para la vida”, concluyó el escritor.

En tanto, Gastón Grisoni agardeció al intendente Orsi por querer presentar este libro en Canelones, que “es un fiel reflejo de lo que padecieron miles y miles de uruguayos, incluso miles de uruguayas, durante el terrorismo de Estado”. Grisoni aclaró que no fueron solamente los varones los que lucharon y enfrentaron, “había miles de mujeres”. Sobre esto, dijo que “la Fontora es mucho más que ese libro, por su vida, por su dedicación, su militancia y su contribución a la memoria, que es una trinchera de lucha para afirmar y generar las condiciones para que en este país haya justicia”.

La directora del Instituto Nacional de Derechos Humanos y Defensoría del Pueblo, Mariana Mota, también se refirió a la memoria y aseveró que “sirve para poder entender, con los datos del pasado, el presente, y para saber hacia dónde vamos como sociedad”, al tiempo que opinó que este libro “es una herramienta muy interesante y muy buena como para contar, para llegar a muchos, a las nuevas generaciones sobre todo”.

Finalmente, el intendente Orsi dijo que si bien se ha avanzado en materia de derechos para el trabajador rural y en materia de género, aún falta. “Este libro nos da la luz que nos permite pararnos frente al futuro”, concluyó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario