Gobierno define incorporación de fármacos y tratamientos a canasta de prestaciones en consulta con academia y usuarios. - JBC de Piriápolis

"Uniendo al país"

viernes, 5 de octubre de 2018

Gobierno define incorporación de fármacos y tratamientos a canasta de prestaciones en consulta con academia y usuarios.

“Tenemos que definir, como país, un orden de prioridades que siga determinados criterios”, dijo el ministro Jorge Basso sobre la necesidad de intercambiar con la academia y usuarios acerca de la pertinencia de incorporar más medicamentos y tratamientos a la canasta de prestaciones del sistema de salud. Añadió que es optimista respecto a que antes de fin de año surja una matriz de priorización que trasparente más el mecanismo.


El Gobierno, a través del Ministerio de Salud Pública, convocó a representantes de las universidades, para conocer la opinión de las distintas cátedras sobre qué medicamentos o tratamientos se debe incorporar en la canasta de prestaciones del sistema de salud, dada la demanda creciente. Esto se enmarca en un proceso de actualización del catálogo de prestaciones del Plan Integral de Atención en Salud (PIAS), del Formulario Terapéutico de Medicamentos (FTM) y de los procedimientos que financia el Fondo Nacional de Recursos (FNR).

Las autoridades sanitarias se reunieron con profesores de todas las cátedras, a quienes les explicaron que antes de evaluar sus solicitudes necesitaban identificar con qué criterios la autoridad sanitaria define las prioridades. Basso explicó que esto se hace en todas partes del mundo, existe una política de incorporación de tecnologías, por ejemplo, sujeta a la pertinencia y relevancia de lo que se desee agregar.

En ese contexto, se consultará también a los movimientos de usuarios para conocer su opinión al respecto, incluyendo a los movimientos de usuarios por enfermedad. También se realizará una comunicación pública, añadió el ministro de Salud Pública.

“Tenemos que definir, como país, con recursos que son finitos, un orden de prioridades, las que siguen determinados criterios”, explicó, tras señalar que la idea es establecer, con toda la información recabada, criterios basados en un puntaje por componente.  

En diálogo con la Secretaría de Comunicación Institucional, Basso dijo que es  fundamental debatir los criterios para que, cuando se tome la decisión de qué incorporar y qué postergar, las personas —estén o no de acuerdo— sepan que se definió en base a criterios preestablecidos y no solo supeditados a una discusión técnica, social, de mayor o menor demanda, o de judicializaciones.  

“Queremos dar transparencia a los procesos de priorización, con participación de toda la sociedad, porque el tema de la salud no es exclusivamente de los médicos. Todos debemos opinar, conocer y ponernos de acuerdo en lo que son prioridades, para administrar, de la mejor manera, los recursos que la población aporta para la salud, y así continuar trabajando con una reforma sanitaria que brinde una amplia canasta de prestaciones a los usuarios”, agregó.

Basso manifestó confianza en que estas definiciones serán resueltas a fin de este año, previo a la próxima actualización de la canasta. Además informó que en la Rendición de Cuentas hay algunos artículos que llevó el ministerio alineados a esta lógica. Aclaró que no se trata solo de medicamentos de alto precio, sino también de los de muy bajo precio, que, a veces, no están a disposición del mercado porque a los laboratorios, por razones económicas, no les interesa incorporarlos.

Con estos artículos, el ministerio podría comprar fármacos de oficio, por necesidades sanitarias, a través de organismos internacionales, además de seguir trabajando en compras conjuntas con el Mercosur. “Procuramos tener un marco legal con más herramientas que permitan superar algunos desafíos que surgen en materia de adquisición de medicamentos”, concluyó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario