Le Tour de France: Degenkolb resurge de sus piedras. - JBC de Piriápolis

"Uniendo al país"

lunes, 16 de julio de 2018

Le Tour de France: Degenkolb resurge de sus piedras.

La etapa de pavé del Tour de Francia 2018 ofreció un espectáculo intenso y repleto de drama culminado con la victoria de John Degenkolb (Trek - Segafredo) por delante de sus dos compañeros de aventura en los últimos 20 kilómetros, el maillot amarillo Greg van Avermaet (BMC Racing Team) y el campeón belga Yves Lampaert (Quick-Step Floors). Se trata de la primera victoria del ciclista alemán desde el desgraciado accidente que casi trunca su carrera deportiva en la pretemporada de 2016, más icónica si cabe por cuanto la gran victoria de su vida deportiva fue precisamente una París-Roubaix anotada en 2015. Van Avermaet conserva el liderato y todos los favoritos salvo Rigo Urán (EF Education First), quien perdió un minuto, y Richie Porte (BMC Racing Team), quien abandonó, salen indemnes del temblor.



Los 169 ciclistas tomaron la salida en la novena etapa del Tour de Francia a las 12:50 desde Arras. Sólo una baja respecto a la etapa de ayer: Tony Martin (Katusha - Alpecin). Sólo habían pasado 7 kilómetros cuando llegó la primera caída significativa del día, que forzó el abandono de uno de los principales favoritos de la general, Richie Porte (BMC Racing Team), y de un gregario relevante, José Joaquín Rojas (Movistar Team). Poco después se formó la fuga del día, con Lilian Calmejane, Jérôme Cousin, Damien Gaudin (Direct Energie), Thomas de Gendt (Lotto-Soudal), Omar Fraile (Astana Pro Team), Reinhardt Janse van Rensburg (Team Dimension Data), Chad Haga (Team Sunweb), Olivier Le Gac (Groupama - FDJ) y Nicolas Edet (Cofidis). Intentaron estar en ella Dimitri Claeys (Cofidis) y Guillaume van Keirsbulck (Wanty - Groupe Gobert), pero no lograron contactar.

De caídas y pinchazos

Empezaron los 21,7 kilómetros de pavé y, con ellos, el caos. La carrera se convirtió en una ruleta rusa de caídas y pinchazos que afectaron a favoritos de todo pelaje. Romain Bardet (Ag2r La Mondiale) pinchó o cambió de bicicleta hasta en cuatro ocasiones: la última, a la salida del último sector de pavé. Jakob Fuglsang (Astana Pro Team) lo hizo en el cuarto sector junto a Rafal Majka (Bora - Hansgrohe); volvieron al pelotón sin problemas. Chris Froome (Team Sky) lo hizo en el octavo, Mons-en-Pévèle: también regresó al grupo de favoritos sin problemas.

La resolución

A 35 kilómetros de meta, sólo Reinhardt Janse van Rensburg (Team Dimension Data) y Damien Gaudin (Direct Energie) sobrevivían por delante y sólo Romain Bardet penaba por detrás. Fue en la aproximación al tramo de Templeuve (Moulin de Vertain), undécimo de la jornada, que se fueron al suelo Mikel Landa (Movistar Team) y Rigoberto Urán (EF Education First) y vieron pasar a Bardet desde la cuneta. El trabajo de los equipos español y estadounidense fueron intensísimos; sólo los ‘azules’ tuvieron la recompensa de devolver a uno de sus líderes al grupo de favoritos, mientras los rosa veían a su jefe de filas colombiano ceder 1’30”. En la disputa por la etapa, el embravecido grupo de favoritos cazó a los escapados a 19 de meta, justo antes del tramo de Camphin-en-Pévèle en el cual se marchó el trío de Van Avermaet, Degenkolb y Lampaert a por la victoria dejando atrás un pelotón compacto de favoritos del cual sólo escapó un cuarteto en el que figuraba un único hombre peligroso para la general, el luxemburgués Bob Jungels (Quick-Step Floors).
Imagen: ©ASO/Alex Broadway.
Video: ©ASO.
©ASO.

No hay comentarios:

Publicar un comentario