Uruguay despliega una batería de medidas para reducir sobrepeso y obesidad en su población. - JBC de Piriápolis

"Uniendo al país"

Publicidad

Publicidad

jueves, 24 de mayo de 2018

Uruguay despliega una batería de medidas para reducir sobrepeso y obesidad en su población.

El gobierno impulsa políticas asociadas a la alimentación para mejorar los indicadores de sobrepeso y obesidad de los uruguayos para reducir la incidencia de las enfermedades no transmisibles. La regulación de grasas trans en alimentos, etiquetado frontal de productos, promoción de lactancia materna y alimentación saludable en entornos educativos se suman a una guía alimentaria ya disponible para la población.


La obesidad aumentó 8 % en solo siete años, más de un 1 % anual, y 12 % el sobrepeso. “A todos, como sociedad, nos debe preocupar mucho este incremento. No hay que ser epidemiólogo, sino que alcanza con caminar por las calles para ver cómo aumentó”, indicó la asesora en nutrición del Ministerio de Salud Pública (MSP) Isabel Bove.

La experta expresó su particular preocupación por la situación de los niños. “Estamos viendo cómo el sobrepeso tiene efectos muy negativos sobre la salud, como, por ejemplo, sobre la presión arterial”, dijo. En este contexto, se refirió a la necesidad e importancia de desplegar políticas asociadas a la alimentación, que redunden en una mejor calidad de vida para la población, además de la promoción de la actividad física.

Bove recordó que recientemente se firmó un decreto que fija plazos a la industria alimentaria para la reducción de la cantidad de grasas trans en los alimentos que produce, pero aclaró que no es la única acción, dado que, si se tomara esa medida en forma aislada, el impacto sería muy limitado.

En entrevista con la Secretaría de Comunicación Institucional, informó que, por un lado, se trabaja en la acreditación de maternidades con buenas prácticas de alimentación y apoyo a la lactancia, así como en la fiscalización para que se cumpla el Código de Comercialización de Sucedáneos de la Leche Materna (complementos), ya que se considera que, si se comercializan fórmulas, de alguna forma se boicotea la lactancia materna. “Este país logró un avance enorme en materia de amamantamiento, pero son políticas que deben sostenerse”, dijo.

Por otro lado, se avanza en lo que son los entornos saludables en centros educativos. “Estamos satisfechos por lo logrado hasta ahora”, dijo Bove, quien confirmó que el ministerio trabaja con los Consejos de Educación Inicial y Primaria, Secundaria y Técnico Profesional (UTU) en el tema, junto con los cantineros de los centros educativos. El objetivo es ofrecer a los alumnos una alimentación más saludable. En este tema, participa Cocina Uruguay del Instituto Nacional de Alimentación y la Escuela de Gastronomía de UTU, quienes colaboran en la generación de un cambio cultural. “Esto se ve de a poco, pero llegará un momento en que nos sorprenderemos, porque cambiará la oferta que se le hace a los chicos en los centros educativos”, sostuvo.

Existen otras medidas definidas, como el etiquetado frontal de alimentos, en el que se viene trabajando, para advertir al consumidor sobre los productos que tienen excesiva cantidad de sal, azúcar y grasa. “Todas estas acciones tienen un gran paraguas, que es la Guía Alimentaria para la población uruguaya, que deja como mensaje principal: ‘Comamos natural, comamos más sano’”, agregó Bove, quien entiende que el gobierno viene desplegando un amplio abanico de acciones en conjunto con ministerios, intendencias y otras instituciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario