Los uruguayos terminaron la cuarta etapa del Dakar 2018. - JBC de Piriápolis

"Uniendo al país"

martes, 9 de enero de 2018

Los uruguayos terminaron la cuarta etapa del Dakar 2018.

Cambió el líder en motos y los uruguayos siguen peleando en tierras incaicas.


El franco-uruguayo, Laurent Lazard, termino la cuarta etapa en la posición 66. El tiempo fue de seis horas, nueve minutos y 44 segundos. La diferencia con Adrien Van Beveren fue de dos horas, un minuto y 21 segundos. El tiempo general es de 15:27:51 y la distancia con el francés es de 4:24:28. Ocupa el lugar 64 de la general.

El minuano, Alvaro Coppola, llegó, 103, a tres horas, 32 minutos y 31 segundos del líder. El tiempo de competencia fue de siete horas, 40 minutos y 54 segundos. En la tabla general tiene la posición 115 de 117. Tiene dos horas de penalización, lo que lleva a un tiempo de 27 horas, 37 minutos y 0 segundos. La diferencia con el primero es de 16 horas, 33 minutos, 37 segundos.

Adelante

Una impresionante playa de arena fina con una espectacular salida en línea, más de 100 kilómetros de dunas de todo tipo y condición y un último cañón no apto para novatos, ¡he ahí el decorado de la región de San Juan de Marcona para una cuarta etapa del rally tan larga como imprevisible!

Adrien Van Beveren no podría haber soñado con un golpe mejor. Gracias a una cómoda victoria fruto de su inagotable audacia, el francés escala desde la 7ª hasta la 1ª posición de la general. El piloto de Yamaha se ha beneficiado del abandono del defensor del título Sam Sunderland, que se ha visto resentido de las lumbares tras un salto, mientras Xavier de Soultrait y Matthias Walkner completan el Top 3 del día. Un Top 3 sin sorpresas en la categoría de coches, con una nueva demostración de fuerza de la armada Peugeot. Sébastien Loeb se hace con su primera etapa del año por delante de Carlos Sainz y Stéphane Peterhansel, quien tiene bien atadas las riendas de la general. Nasser Al-Attiyah ha vivido en cambio un calvario y se ha dejado casi media hora en la etapa del día. El crack de los adelantamientos se ha quedado varado no una sino dos veces en las dunas. En lo que respecta a quads, Sergei Kariakin ha puesto fin a la racha ganadora de Ignacio Casale, si bien lo ha hecho con una victoria raquítica sobre el líder de la general. En camiones, el Kamaz de Eduard Nikolaev continúa su racha ganadora con una tercera victoria consecutiva acompañada de una importante ventaja sobre Federico Villagra.

Convocado a última hora para remplazar al lesionado Paulo Gonçalves, Jose Ignacio Cornejo no ha decepcionado en sus comienzos en el equipo oficial Honda. El joven chileno, que había participado en su primer Dakar en 2016, ocupa actualmente la 7ª posición de la general gracias a un meritorio séptimo puesto en San Juan de Marcona. Su segundo Top 10 consecutivo.

Situación muy diferente al triplete de sus compañeros de equipo es la que ha vivido hoy Cyril Despres, protagonista de una jornada para el olvido al volante de su Peugeot. El motivo ha sido una rueda que se salía de la llanta tras surcar una piedra, un error que el pentacampeón de motos no se explica, en un sector sin dificultades. Segundo de la general en la salida esta mañana y ganador de la segunda etapa, Despres tendrá que esperar largas horas hasta que su asistencia pueda reparar la avería y tratar después de continuar con el rally. Con todo, sus esperanzas en la general han quedado hoy hechas jirones, como su rueda.

Con 10 victorias de especial en el Dakar a sus espaldas en solo tres ediciones, Sébastien Loeb es un hombre de férrea determinación. Y lo mejor está sin duda por llegar para el piloto de Peugeot, quien no se siente particularmente cómodo en la navegación por las dunas, a diferencia de lo que le ocurre en terrenos más rápidos, como los que están por llegar... 

Xavier de Soultrait: “Hemos atacado a fondo. Creo que mi compañero y yo hemos terminado primero y segundo. He tomado la salida en la primera tanda en la playa y lo he hecho a tope. He estado delante durante los doscientos primeros kilómetros, después me ha alcanzado Adrien y hemos continuado juntos por las dunas. Cuando pilotamos juntos de esta forma creo que detrás tienen que darlo todo porque nosotros no hemos podido ir más rápido.  Adrien es quien ha abierto el hueco en las dunas: ha tirado y entonces me he dicho a mí mismo que no podía dejarlo escapar. Me he pegado porque no es fácil seguirlo y así hemos rodado, codo con codo, hasta el final.”  
©dakar.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario