Lazard y Coppola son el crédito uruguayo en Dakar 2018. - JBC de Piriápolis

"Uniendo al país"

sábado, 6 de enero de 2018

Lazard y Coppola son el crédito uruguayo en Dakar 2018.

Hoy se pone en marcha la edición 40 del Rally Dakar. Uruguay tiene dos representantes en motos: Álvaro Coppola y Laurent Lazard.



El Dakar 2018 comienza hoy en Lima, Perú, con 335 vehículos y 523 participantes. Entre ellos estarán Laurent y Alvaro.

El franco-uruguayo, Lazard, llega a su Dakar número 12 con la pretensión de alcanzar la décima medalla. "No busco un resultado. Soy de los que circulan en el lote de los del puesto 40 al 50. Mi intención es regular el ritmo sin arriesgar". El año pasado, sufrió la fractura de dos costillas y termino en el puesto 66.

El hombre que nació en Minas, Coppola, es su debut en la competencia. El piensa "ir muy tranquilo, tratando de hacer lo mejor posible, etapa por etapa. Es una carrera muy larga, con mucha arena, pero es una superficie en la que me he estado entrenando en El Nihuil y también tengo experiencia en la altura". Participó "en el Enduro del Verano de Villa Gesell, en el Desafío Ruta 40 Sur y algunas pruebas del CA NAV".

Los otros

KTM, no satisfecha con haber ganado las últimas 16 ediciones, presenta un equipo increíble compuesto por posibles campeones, pero también ha estado trabajando a fondo la moto. Por lo que comenta Antonio Meo, que regresa tras un séptimo puesto en 2016, el progreso logrado debería inquietar a los rivales: “Hemos trabajado para reducir el peso de la moto, lo que permite obtener mejores resultados, pero también es más pequeña y más baja, lo que hace que sea más manejable y estable”.

En la categoría autos, los outsiders también han introducido revoluciones técnicas. En el equipo X-Raid, las oportunidades se reparten entre los que estarán al volante del modelo finalizado del Mini y aquellos que han optado por el buggy de dos ruedas motrices, concebido para imponerse en un futuro cercano. Nani Roma, que ha regresado a la escudería alemana, ha decidido apostar por la versión 4x4, con la que se imponía, precisamente, en 2014: “En cuanto a su rendimiento, creo que ambos vehículos van casi a la par, yo solo me he decantado por el antiguo modelo, porque estoy más familiarizado con su conducción. He pasado toda mi carrera con 4x4 y no he querido ahora perder mis reflejos”.

Si hablamos de viejas costumbres, no podemos olvidar a Stéphane Peterhansel, que se inscribía en su primer Dakar hace 30 años, logrando ganar 13 ediciones. Es probable que Peterhansel, jefe de filas de Peugeot, mantenga su estrategia, basada en la regularidad, aunque espera que la competencia sea ruda, tal vez de nuevo debido a su compañero de equipo Sébastien Loeb: “Resulta peligroso, pero también sé que Cyril Despres ha progresado mucho en los terrenos que dominaba menos cuando empezó en esta categoría, es decir las pistas tipo WRC. Y en los equipos rivales, Nasser Al Attiyah representa la mayor amenaza, sobre todo porque los cambios en el reglamento han permitido que Toyota consiga un mejor rendimiento”.

Por último, Loeb, consciente tanto de sus capacidades como de sus limitaciones, no se preocupa apenas por la velocidad de su 3008 Maxi con el que sabe acelerar como nadie. Destaca, sin embargo, los escollos que se le podrían presentar a la hora de hacerse con la victoria en esta última oportunidad: “En el comienzo, en Perú, pero también en Argentina, en Fiambalá, habrá etapas en las que mi experiencia en WRC no me va a ser de gran ayuda. No va a depender solo de la velocidad, sino también del que menos se pierda en el desierto”. 

Entrevistas e imágenes: ©dakar.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario