Este Uruguayo para los grandes no es uno más - JBC de Piriápolis

"Uniendo al país"

Breaking

domingo, 15 de enero de 2012

Este Uruguayo para los grandes no es uno más

"Tienen fama de malos, es cierto; pero no lo digas, porque si no te van a hacer caso. Puede ser... pero es la fama; a los efectos de la astrología, por ejemplo, es sólo eso", apuntó Boris Cristoff, sonriendo.

Es que todo comienzo de año lleva habitualmente -un poco por el relax veraniego-, a alguna reflexión; y una muy superficial, por supuesto, es que 2012 es año bisiesto.

Lo primero que surge en el plano futbolístico, entonces, y sobre todo en el que más aviva la pasión de los hinchas, que es la actividad local, es una interrogante acerca de qué puede pasar en este año que la creencia popular considera especial, diferente.Yendo hacia adelante no hay predicción posible, tal cual lo señaló el reconocido astrólogo al ser consultado por Ovación; así que la tentación y la curiosidad, entonces, viajan hacia atrás. A rebuscar en el pasado. En este caso, en lo que ocurrió desde 1932 -cuando se implantó el régimen profesional en el Uruguay- a la fecha, con todas y cada una de las ediciones del Campeonato Uruguayo disputadas (o definidas) en año bisiesto.

En ese sentido, pues, lo primero que surge es una sorpresa: Nacional y Peñarol están 7 a 7.

Sí, tricolores y aurinegros, que viven pugnando por ganarle a su tradicional rival en y a lo que sea, entran al tramo definitorio de 2012... ¡empatados en lo que hace a conquistas del Uruguayo en años bisiestos!


De los dos, el último campeón fue Nacional, que -dirigido por Hugo De León- logró el título en 2000, tras ganar la primera final 1 a 0 e igualar la segunda 1 a 1; y el primero, por el contrario, fue Peñarol: en 1932 terminó primero, al cabo de 27 partidos jugados en tres ruedas, mientras que Rampla Jrs. fue vice y Nacional tercero.

En materia estadística, entonces, los grandes no pueden desconfiar de los años bisiestos; aunque hay un dato que quizá pueda alentar lo de "la mala fama" que tienen para mucha gente: en ninguno de esos años dentro del siglo XXI, y siempre que el 2000 se considere como parte del XX, porque tal discusión no quedó laudada definitivamente, el Uruguayo fue ganado por tricolores o aurinegros. En 2004 fue campeón Danubio, dirigido por Gerardo Pelusso, y en 2008 Defensor, bajo la batuta de Jorge "Polilla" Da Silva.

Es más, tanto a Defensor como a Danubio les ha ido proporcionalmente bien en años bisiestos: el primero ganó dos (1976 y 2008) de los cuatro títulos de campeón uruguayo que logró, y el segundo otros tantos (1988 y 2004) de los tres que tiene.

Bisiesto es un año que, cada cuatro, tiene en febrero un día más que el resto. Según la creencia popular, carga con la "mala fama" de no ser bueno. De hecho, a lo largo de la historia, un sólo Uruguayo no terminó, por la huelga de jugadores: en 1948, que fue bisiesto. Más allá de eso, en el caso de la actividad del fútbol local, lo real es que 2012 para la rivalidad de Nacional y Peñarol es, al menos, diferente: si uno de ellos gana el Uruguayo quebrará el empate 7 a 7 y pasará al frente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario