Interpol Uruguay alerta por dos nuevas modalidades de estafa a través de Internet y celulares. - JBC de Piriápolis

"Uniendo al país"

Breaking

viernes, 30 de septiembre de 2011

Interpol Uruguay alerta por dos nuevas modalidades de estafa a través de Internet y celulares.

 En los últimos meses varias personas fueron víctimas de estos delitos, perdiendo miles de dólares.
"Los delincuentes buscan una víctima que tenga un familiar, generalmente un hijo, en países como España o México por ejemplo", y a través de las redes sociales se nutren de la mayor información sobre esta persona y sus allegados, explicó a EL PAÍS digital el subdirector de Interpol Uruguay, inspector mayor Carlos Sosa.
Luego, la familia en Uruguay recibe una llamada de una persona que se identifica como amigo o compañero de trabajo del hijo, y alerta que éste tuvo un problema, generalmente con la ley, y necesita un giro monetario para sacarlo de esa situación.
"Piden un montón de dinero, como mínimo US$ 2.000 para ayudarlos. Inclusive piden más dinero luego porque dicen que el primer giro no fue suficiente", explicó Sosa. También se advierte que no intenten llamar al hijo para no comprometerlo o porque se encuentra incomunicado.
Solo en lo que va de setiembre, Interpol Uruguay recibió siete denuncias por esta estafa y en todas se realizó el envío de dinero a los delincuentes.
Ante la pregunta de que resulta difícil que uno no dude de la veracidad de una llamada de ese tipo, Sosa dijo que los delincuentes saben muchos detalles sobre la persona como teléfonos, características físicas, movimientos de los últimos tiempos, detalles íntimos, etc.
"Y a fin de cuentas le tocan a un hijo. Luego la gente se da cuenta de la estafa. Por eso lo alertamos", puntualizó.
CELULAR. La otra estafa es aún más increíble, pero igualmente ha tenido sus victimas en Uruguay.
En este caso se trata de una persona u organización —que se identificó reside en Guatemala— que manda un mensaje de texto donde se avisa que uno es ganador de una camioneta Toyota y US$ 35.000. Luego dejan un número de teléfono para comunicarse, que efectivamente es atendido por alguien, donde se da un número de cuenta para enviar US$ 1.500 a fin de pagar los trámites aduaneros.
Interpol Uruguay ya envió el pedido a sus colegas guatemaltecos para que investiguen el tema. Sosa explicó que la búsqueda de víctimas es totalmente aleatoria. "Tal vez mandan 1.000 mensajes, pero donde caigan dos o tres, ya es redituable".
"Hay todo un aparato detrás (de las estafas) y lamentablemente mucha gente ha caído", finalizó el jerarca de Interpol.

No hay comentarios:

Publicar un comentario