- JBC de Piriápolis

"Uniendo al país"

Breaking

jueves, 24 de febrero de 2011

Fue otro Nacional. Más firme en el mediocampo, más solidario en el despliegue de todos los jugadores, más combativo a la hora de luchar por la pelota. Esa firmeza, que le permitió evitar que los laterales de Fluminense tuvieran el vía libre para ir hasta el fondo de la cancha, que minimizó los daños que podían llegar a través de la profundidad del juego norteño, hizo que el partido transcurriera con tranquilidad.
Fue otro Nacional. Más aguerrido. Más sólido atrás. Y con esa solidez consiguió sumar un punto importantísimo. De visita y ante el campeón del Brasilerao. Una señal. Un mensaje como para empezar a construir el equipo.
Fue otro Nacional. No hubo azote para Leonardo Burián. Estuvieron Alejandro Lembo y Sebastián Coates muy enérgicos, no dándole tregua a Rafael Moura. A partir de ahí, el tricolor cimentó la base de su propuesta en cuidar el cero.
Pero no se quedó en eso. Por el contrario, cuando pudo, cuando logró salir con pelota jugada, cuando encontró un poquito de aire, le demostró al elenco de Muricy Ramalho que no se la iba a llevar de arriba.
Entonces, fue el momento de otros jugadores. Para demostrar que hay potencial para revertir el sombrío comienzo del 2011. Gracias a la movilidad y buena protección de pelota que aportó el "Tuna" Fornaroli, a la velocidad y manejo de Tabaré Viudez, más la certeza y técnica de Matías Cabrera y Mauricio Pereyra, el tricolor también se animó.
Fue en la búsqueda del arco rival. Pocas veces, es cierto, pero con orden y posibilidades.
Si bien ya había sorprendido de entrada, cuando a Fornaroli le faltó muy poquito para llegar a una pelota de gol puesta por Viudez, también tuvo alguna otra ocasión con llegadas asociadas al área adversaria. Es más, Nacional terminó el primer tiempo en cancha del Fluminense. Y en la segunda mitad, cuando parecía que era todo al "aguante", se prendió el "Maxi" Calzada, lució mucho más Pereyra y el "Morro" García tuvo una inmejorable oportunidad para convertir.
No lo consiguió, pero el empate tiene un enorme valor. Por la manera en la que afloró la actitud, la entrega. La solidaridad de todos. Fue un repunte enorme.

508 puntos suma ahora


Nacional en la tablahistórica de la Copa Libertadores. Es ellíder de la misma

No hay comentarios:

Publicar un comentario