Publicidad Movil

Publicidad

lunes, 27 de noviembre de 2017

Uruguay recuerda participación en la división de Palestina en dos estados y reitera su compromiso con la paz.

A 70 años de aprobada la resolución 181 de Naciones Unidas, que recomendó la partición de Palestina en dos estados independientes, uno árabe y otro judío, el canciller Rodolfo Nin Novoa recordó la activa participación de Uruguay en tal decisión y reafirmó su vigencia. Asimismo, confirmó la importancia del diálogo y reiteró la condena al uso de la fuerza y la violencia.


Con motivo de la celebración, el próximo 29 de noviembre, de un nuevo aniversario de la aprobación de la resolución 181 de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en la cual se recomendó la división de Palestina (en ese momento bajo el mandato británico) en dos estados, la Universidad ORT realizó una conferencia cuyo principal orador fue el canciller Rodolfo Nin Novoa.

Tras agradecer al Comité Central Israelita por la invitación, el canciller destacó que el intercambio de ideas y el aprendizaje de los demás deben practicarse siempre, en especial en los tiempos que se avecinan. “Hay otra vez nubes oscuras en el horizonte y se hace necesario recordar la fuerza y el ejemplo de mujeres y hombres que supieron estar a la altura de los acontecimientos, vencer obstáculos y construir esperanzadoras alternativas”, como la que se logró con la aprobación de la resolución 181 en 1947.

Recordó que la "tragedia previa a la decisión de ONU fue demasiado grande y que el exterminio fue muy profesionalmente planificado como para dejarlo pasar como un hecho más sin que genere análisis, introspección y acciones medidas que garanticen el nunca más”.  En ese sentido, Nin Novoa reafirmó la vigencia del tratado e, inclusive, agregó que, a su entender, “el territorio quedó chico para la magnitud de la medida tomada”.

Para el canciller, esta celebración es doble, por un lado, el nuevo aniversario de una resolución histórica para un pueblo amigo y, al mismo tiempo, se recuerda con orgullo el papel desempeñado por Uruguay en ese momento, a través de una conducción de la política exterior responsable y a favor de las resoluciones pacíficas basadas en la negociación y el diálogo.

Al respecto, evocó al embajador Enrique Rodríguez Fabregat, quien encabezó la delegación uruguaya que recomendó cuatro puntos fundamentales a la resolución 181: solución territorial para el tema judío, creación de un estado judío y de un estado árabe, organización de un sistema de unidad económica entre esos dos estados y adopción de un régimen especial para la ciudad de Jerusalén y otros lugares sagrados.

Debido a que el conflicto entre Israel y Palestina continúa siendo el de mayor relevancia en el Medio Oriente, “Uruguay aspira a que se logre un arreglo justo y duradero basado en el respeto al derecho internacional a través de medios pacíficos, rechaza el uso o amenaza de las fuerzas, por lo cual condena los actos de naturaleza terrorista y de violencia en la región. Como lo viene haciendo desde 1947, Uruguay brinda su firme apoyo a la solución de dos estados independientes y al derecho de Israel y Palestina a vivir en paz, dentro de fronteras seguras y reconocidas, en un ámbito de cooperación renovado y libre de cualquier amenaza”, finalizó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario