Publicidad Movil

Publicidad

jueves, 6 de julio de 2017

Venezuela: Secretario General de la OEA condena agresión contra Asamblea Nacional.

El Secretario General de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, condenó enérgicamente el nuevo ataque cometido hoy contra la Asamblea Nacional de Venezuela, ya que la agresión contra las instituciones democráticas es la esencia misma de una dictadura.

"Las acciones inconstitucionales e ilegales contra la Asamblea Nacional registradas este miércoles sirven directamente al proceso de desinstitucionalización que viene sufriendo el país", afirmó.

Durante la sesión especial llevada a cabo hoy por la Asamblea Nacional para celebrar el 206 aniversario de la Declaración de la Independencia, colectivos oficialistas armados con garrotes y barras, algunos de ellos blandiendo armas blancas y de fuego, irrumpieron dentro de la Asamblea Nacional y atacaron violentamente a diputados y funcionarios. Trabajadores, periodistas y diputados fueron prácticamente secuestrados por las bandas paramilitares asociadas al régimen.

Varios miembros de la Asamblea Nacional resultaron heridos, incluyendo a Americo de Grazia, Nora Bracho, Luis Carlos Padilla, Leonardo Regnault, Armando Armas, Franco Casella, Luis Stefanelli y Richard Blanco, algunos de los cuales recibieron cortes profundos en la cabeza y la cara.

Funcionarios y periodistas también resultaron agredidos. Obviamente, la Guardia Nacional Bolivariana, encargada de brindar seguridad al poder legislativo no intervino para detener la violencia.

"Hoy debería de haber sido un día para reflexionar sobre la historia del país y los vínculos que unen al pueblo de Venezuela, sin embargo el regimen eligió nuevamente el camino de la violencia para silenciar a la disidencia política con un ataque premeditado sobre la institución que es el símbolo de la representación popular: la Asamblea Nacional", afirmo Almagro.

El Secretario General de la OEA añadió que "cuando la voz del pueblo es acallada con armas y violencia es porque ya no queda nada de la democracia. La utilización del terror sobre los ciudadanos y la institucionalidad revela que la represión constituye una acción sistémica con que el gobierno pretende asegurar su permanencia en el poder".

El líder de la Organización hemisférica señaló que "el régimen pretende instaurar la violencia institucional del estado, en una guerra sucia contra el pueblo incluyendo uno o varios muertos por día, como si se tratase de una nueva normalidad".

"Tanto la comunidad Interamericana e internacional no lo han de aceptar. No se trata de temas de políticas, sino de valores y principios no negociables. Esa supuesta nueva normalidad no debe ser aceptada por nadie", concluyó el Secretario General Almagro.
©OEA/OAS

No hay comentarios:

Publicar un comentario