Publicidad Movil

Publicidad

lunes, 3 de abril de 2017

Uruguay retomó senda descendente en la cantidad de casos de tuberculosis diagnosticados.

En los últimos dos años la cifra de personas diagnosticadas con tuberculosis bajó de 909 a 883, lo que, a entender de los expertos, confirma una estabilización de los casos. La mortalidad también viene en descenso. La población de riesgo son personas privadas de libertad, con VIH y convivientes con pacientes tuberculosos, con especial hincapié en niños pequeños. Tanto el estudio diagnóstico como el tratamiento son gratuitos.


En el marco del Día Mundial de la Tuberculosis, las autoridades del Ministerio de Salud Pública y de la Comisión Honoraria para la Lucha Antituberculosa y Enfermedades Prevalentes (CHLA-EP) presentaron un informe pormenorizado del estado de situación de la patología en el país durante el año 2016. El acto se realizó en la sede de la secretaría de Estado y participaron el ministro, Jorge Basso, la subsecretaria, Cristina Lustemberg, y el director general de Salud, Jorge Quian. 

Luego de años en aumento, se percibe un estancamiento o estabilización en la cantidad de casos en los últimos dos. En 2015 se registraron 909 casos y en 2016 fueron 883 las personas afectadas (89 % de los casos fueron pulmonares y 11 % extrapulmonares). La tasa de incidencia bajó en un punto, actualmente se ubica en 25,3/100.000 habitantes. Esto implica que, en promedio, unos dos uruguayos por día enferman de tuberculosis. La tercera parte de los enfermos proviene del sector privado. Asimismo, la tercera parte de los fallecidos se atendía en un prestador privado. De todas formas, la mortalidad viene en descenso.

La mayoría de los casos de tuberculosis aparecen en las ciudades con mayor cantidad de población, en los departamentos más poblados como Montevideo (municipios A y D), Maldonado y Paysandú. Los casos suelen aparecer en aquellos grupos que tienen más chance de enfermar de tuberculosis, las personas privadas de libertad, las infectadas por VIH, y las que tienen un contacto conviviente con pacientes tuberculosos. A esos grupos, el programa les presta mayor prioridad, para procurar disminuir las tasas de influencia.

De todas formas, el director del Programa de Tuberculosis de la Comisión Honoraria, Fernando Arrieta, recomendó estar alertas con los niños, sobre todo los menores de cinco años, que son los más susceptibles de enfermar de tuberculosis. “Por eso, cuando estudiamos a los contactos de casos de tuberculosis, a lo que más prioridad le ponemos es a las edades pediátricas. Por suerte, en 2016 pudimos aumentar en más de un 50 % la cantidad de contactos encontrados y en casi un 70 % la cantidad de contactos en edades pediátricas, a los cuales se les pudo indicar un tratamiento preventivo para evitar enfermar de tuberculosis”, señaló.

“Más del 50 % de los casos de tuberculosis se presentan en personas en edad laboral activa”, sostuvo Arrieta. Se recomienda a la población en general que, quien tiene tos y expectoración por 15 días o más consulte, porque puede estar cursando tuberculosis. El estudio y diagnóstico de las flemas se realiza en forma gratuita, es sencillo y rápido. Tampoco tiene costo el tratamiento para aquellos pacientes diagnosticados. Es la Comisión la que provee todo el tratamiento en forma gratuita, incluso se le reintegra el dinero de los boletos que eventualmente pueda gastar un paciente.

Las personas con HIV podrán acceder a la droga necesaria para llevar a cabo el tratamiento preventivo en las farmacias hospitalarias, para que no deban trasladarse específicamente a servicios de la Lucha Antituberculosa para recibir este tratamiento, sino que, cuando tengan la consulta con el infectólogo en la institución donde se atienden, puedan recibir el tratamiento preventivo.
Presidencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario