Publicidad Movil

Publicidad

domingo, 19 de febrero de 2017

Atardeceres Canarios con músicos nacionales en Los Titanes.

Se llevó a cabo una nueva mesa redonda de “Atradeceres Canarios - Contame vos”, que en esta oportunidad reunió a autores/as e intérpretes de la música nacional. El evento realizado en las instalaciones del Club Social y Deportivo Los Titanes - La Tuna, contó con la presencia del Intendente de Canelones Yamandú Orsi, las cantantes y compositoras Malena Muyala y Rossana Taddei, el pianista Luis Perez Aquino, la cantaurora Ana Prada y el Director de Murga Raúl “Flaco” Castro.


Alguno de los temas que charlaron los reconocidos panelistas, junto con el Intendente y el público presente, fueron: cómo hoy la música llega a través de nuevos medios y soportes tecnológicos que presentan nuevos desafíos a la profesión, los derechos de autor, las nuevas tecnologías, la música como forma de expresión y comunicación con el otro; además de anécdotas y recuerdos que cada uno de los artistas contaron.

Estas instancias permiten acercar los artistas a la gente, en una iniciativa nueva de encuentro para hablar sobre la cultura en sus diferentes formas. “A través de la cultura es como se pueden llegar a concebir cambios más profundos en la sociedad, generando capacidad crítica”, destacaron los artistas invitados.

Como en cada una de las mesas redondas de Atradeceres Canarios se abrió una instancia de diálogo con el público, donde los artistas respondieron las inquietudes de los presentes.

La música

"Jouer de la musique" se dice en Francia, "musik abspielen" en alemán, "play music" en los países de habla inglesa, y así en varios lenguajes más. Todas esas expresiones que equivalen al "tocar música" en nuestro idioma, también pueden traducirse como "jugar la música".

Sin embargo, hoy nadie duda que la Música es más que un juego. Desde amenizar nuestros momentos íntimos hasta alimentar poderosas industrias. Cuando un artista nos expone su trabajo, nos llega a través del aire, inundando nuestro sentido de la audición, pero no es el único. Puede apenas entretenernos, divertirnos, distraernos, pero también logra afectar nuestra sensibilidad más profunda, emocionándonos a través de la reflexión, la nostalgia, las historias, o simplemente por los placeres que las combinaciones sonoras nos generan.

Este año se cumple el aniversario número 140 de un hecho significativo. Hasta el año 1877, para escuchar el arte de los músicos se debía presenciar una actuación de los mismos, lo que a lo sumo podían disfrutar algunos cientos de personas en cada ocasión. En ese año, Thomas Edison concibió el fonógrafo, grabando en pequeños cilindros de cera. Eso iba a permitir que cualquier sonido pudiera ser almacenado para que posteriormente fuera escuchado tantas veces y por tantas personas como se quisiera. La industria que surgió de todo ello alcanzó proporciones gigantescas, a lo que se suma la evolución de los sistemas de amplificación electrónica, lo que ha permitido que un espectáculo musical se pueda disfrutar en vivo y en directo por más de un millón de personas, como ha ocurrido en algún caso.

Hoy se está produciendo una nueva revolución en la forma en que la música nos puede llegar a nuestros oídos desde quienes la producen, con sistemas que algunas de las veces incluso escapan a la legalidad. Hoy podemos escuchar con muy alta calidad los trabajos, pero también los de todas las décadas anteriores. Esto va a afectar a la industria, a los que simplemente escuchamos las composiciones, pero también a la forma en que los músicos planifican difundir su arte, y tal vez hasta va a modificar el proceso creativo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario