Inauguraron la Escuelita Municipal de Ciclismo de Maldonado

Bajan los siniestros y hay menos personas heridas y fallecidas en Montevideo

 El estudio de tramos con presencia de radares indica que bajó la siniestralidad y se redujo la cantidad de personas heridas y fallecidas en tramos con fiscalización electrónica.

Los siniestros graves y fatales bajaron 54% comparando mediciones del año 2015, sin radar, y de 2021 con presencia de fiscalización electrónica. Hubo 33 siniestros fatales en 2015 y en 2021 se bajó a 15.

La cantidad de siniestros en tramos con presencia de fiscalización electrónica se redujo 35%. Hubo 227 siniestros en 2015, y 147 en 2021.

Comparando datos sobre 52 tramos en donde hubo un dispositivo de fiscalización electrónica activo en el período 2015-2022 se establece que hay:

Menor siniestralidad
  • En 42 tramos disminuyó la siniestralidad; hubo una disminución global de 35,2% para todos los tramos.
  • Esto supone 80 siniestros menos.
  • En 28 tramos disminuyó el total de personas lesionadas; hubo una disminución global de 37% para todos los tramos.
  • Esto supone 101 lesionados menos.
  • Los lesionados graves y fatales disminuyeron un 58% (21 personas).
  • En 14 de 20 tramos en los que había lesionados graves y fatales en siniestros en 2015, no hubo lesionados en 2021.
Más fluidez y orden
  • En 42 tramos se presenta una disminución en el coeficiente de variación de la velocidad entre 2017 y 2022, en función de la densidad de la vía.
Tramos paradigmáticos
  • Av. 8 de Octubre-Larravide
  • Av. Carlos María Ramírez-Camambú
  • Av. Dámaso Antonio Larrañaga-Av. José Pedro Varela
  • Av. Gral. Flores-Salustio
  • Bv Artigas-Av Millán
  • Juan Jacobo Rousseau-Habana
  • Rambla O'Higgins-Motivos de Proteo
  • Av 18 de Julio-Yaguarón
Analizando estos tramos en conjunto se concluye que hay:
  • 62% menos de siniestros.
  • 70% menos de personas lesionadas
  • 93% menos de personas lesionadas graves y fatales
En tramos con fiscalización electrónica bajó más la siniestralidad que en el promedio general.

A la vez, la baja general de la siniestralidad es impulsada por la baja aportada por los tramos con radares.

La reducción de la siniestralidad y en la fluidez del tránsito también es producto de la gestión centralizada que se realiza desde el Centro de Gestión de la Movilidad (CGM), que permite un análisis y acciones con una función sistémica.

Se resalta la importancia de las mediciones y la evaluación constante de la información disponible que permite generar propuestas de tránsito adaptativo como las definidas recientemente para diferentes zonas de Montevideo.

Comentarios