Nuevo paradigma censal - JBC de Piriápolis

"Uniendo al país"

Breaking

lunes, 7 de junio de 2021

Nuevo paradigma censal

 Los censos de población, hogares y viviendas que se proyectan realizar entre este año y el 2023 en los países del MERCOSUR, enfrentan un cambio de paradigma, acelerado también por la actual pandemia. Todos realizarán pruebas pilotos de recolección de datos censales en base a registros administrativos y aplicarán avances y desarrollos tecnológicos de última generación con el clásico censo ¨puerta a puerta¨.
El objetivo que se propone es lograr, para la ronda censal del 2030, que se puedan realizar censos basados únicamente en registros administrativos. De esta manera, la información proveniente de los mismos, será más frecuente, oportuna y con mayor calidad.

Esta temática fue el eje principal del  webinar realizado con motivo del XX Encuentro de la Reunión Especializada de Estadística del MERCOSUR (REES) el pasado 19 de mayo.

Sabrina Juran, asesora técnica regional en población y desarrollo por el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) afirmó que el Covid 19 aceleró algunos procesos también en las estadísticas como ser, mayor necesidad de obtener información de  manera más frecuente y oportuna, y  generar condiciones para desarrollar y potenciar el uso de información proveniente de sistemas administrativos. Añadió que se observaron métodos mixtos para la recolección de estadísticas, combinando la recopilación tradicional de datos, registros u otros de internet.  

Juran prosiguió diciendo que desde el 2000, varios países en distinto grado de desarrollo, introdujeron innovaciones metodológicas en sus censos de población, que se pueden constatar en la introducción de tecnología y la utilización de sistemas de información geográfica. La tecnología brinda beneficios en la planificación, implementación, gestión eficaz de las operaciones de campo. Implica a su vez,  la transacción y la oportunidad de corregir datos en el tiempo cercano a su recopilación favoreciendo el posicionamiento de los datos con mayor rapidez.

Respecto al aumento de la utilización de sistemas informáticos de geografía en los procesos censales, Juran explicó que mejoran los flujos de trabajo, proporcionando un marco visual a las operaciones integrando imágenes satelitales y otros datos geoespaciales. 

Culminó su exposición, manifestando el continuo compromiso del UNFPA en apoyar a los institutos y oficinas nacionales de estadística en sus ambiciones de implementar, exitosamente,  sus censos y en la modernización de sus procesos para mejorar la cobertura y calidad de sus estadísticas oficiales. 

Por su parte José Antonio Mejía Guerra, especialista líder en modernización del Estado por el  Banco Interamericano de Desarrollo (BID), comentó que en la ronda del próximo censo habrá una transición a un sistema donde se utilicen más los registros administrativos. Se buscará facilitar la integración entre las fuentes de datos utilizando el documento de identidad en el cuestionario censal.

Según el especialista, uno de los retos es consolidar la innovación y también responder a las necesidades de información del país porque existe presión para obtener más datos con mayor frecuencia. Todo cambio debe permitir seguir protegiendo la confidencialidad de los datos que se releva y resguardar la integridad de los mismos (ciberseguridad).

Mejía considera importante llegar a la máxima granulidad geográfica y en grupos de población para generar indicadores de áreas geográficas y para grupos sociales muy pequeños. Estas características deben ser la línea de base para el diseño de marcos muestrales y las proyecciones de población. Por último, destacó que hay que comunicar con claridad las modificaciones y sus implicaciones a los usuarios de la información, a la población.

El subdirector general de estadísticas sociodemográficas del Instituto Nacional de Estadística de España (INE) Antonio Argüeso Jiménez,  explicó el proceso que realizó su país para lograr en este año un censo basado exclusivamente, en registros administrativos. "Esta decisión se tomó porque hay un camino de trabajo iniciado hace 25 años cuando se realizó la implantación de un importante registro de población. Un Censo basado en registros, no es una decisión improvisada¨, advirtió.

Acerca del operativo censal anterior, en 2011, Argueso dijo que fue un censo combinado, una solución intermedia que se gestó a partir de la utilización de una muestra de población en conjunción con el registro existente. Desde 2014 se realizó un proceso de investigación para poder prescindir de la muestra y obtener el producto censal sin realizar el operativo de campo.

¨Hay una tendencia internacional muy clara, ningún país piensa en volver atrás. Los países con censo clásico, buscan la forma de abandonarlo¨, culminó afirmando Argueso.

El director del INE de Uruguay, Diego Aboal, afirmó que el censo que se realizará en el año 2023, será un censo de derecho (personas censadas en lugar de residencia habitual),  con cobertura universal (todas las personas y viviendas dentro del territorio nacional). Se efectuarán controles de calidad a través reentrevistas en variables consideradas claves, la captura de información se efectuará completamente mediante la utilización de dispositivos electrónicos y con la posibilidad de efectuar auto-llenado vía Web para hogares particulares. También se aplicará una encuesta nacional de evaluación censal que comenzará cuando se complete el relevamiento en zonas censales pertenecientes a la muestra. 

Describió que dentro de los planes para el Censo 2023 y otras actividades propias de la Institución, está el fortalecimiento del SIIAS (Sistema de Información Integrada del Área Social)  como principal fuente del censo basado en registros administrativos, a través de un  acuerdo marco entre el INE y el Ministerio de Desarrollo Social (MIDES).

También se encuentran trabajando en la planificación para efectivizar la creación de un padrón demográfico. Esta tarea se desarrollará mediante el trabajo interinstitucional  y con la información proveniente de una prueba piloto censal basada en registros administrativos que se efectuará paralelamente al censo 2023. Aboal destacó la  necesidad de  incluir en el cuestionario el número de cédula de identidad  para realizar la unificación de casos con los registros administrativos. ¨La inclusión de este dato es innovador y es el  punto de partida para lograr actualizaciones anuales de la información censal¨, puntualizó .  

Se abordarán temas emergentes como la identidad de género y otros de interés a los objetivos de desarrollo sostenible (ODS). Lograr un sistema único de direcciones, fortaleciéndolo en conjunto con la infraestructura de datos espaciales (IDE) es otra de las metas a las que se quiere llegar.

¨El directorio de domicilios en base a registros será una coordinación interinstitucional entre la IDE y UTE, llegando a un sistema único. Se espera alcanzar más del 98% de cobertura por este mecanismo y lo que resta se obtendrá a partir del relevamiento de campo¨, añadió el director. También mencionó que se está finalizando el desarrollo  de un  Data Warehouse Estadístico (sistema SIRE) que facilitará el aprovechamiento de información, redundando en mejores y más productos estadísticos, con mayor eficiencia en los procesos y con mejoras en la oportunidad de los mismos.

Otra innovación será la aplicación de un tablero de gestión y monitoreo integral que se utilizará durante todo el operativo censal, proporcionand información en tiempo real, facilitando la difusión del avance del operativo interno y externo y monitoreando aspectos logísticos y de reclutamiento de recursos humanos. También se innovará en el proceso de capacitación del personal de campo utilizando los avances tecnológicos en la materia, por lo cual la capacitación será a distancia, autogestionada y con contenidos específicos.

Finalmente, Aboal sostiene que todos los cambios a transitar, hasta llegar al 2030, brindarán las condiciones necesarias que permitirán la realización del censo basado enteramente en registros administrativos.

La forma en que se prepara Brasil para su censo del año 2022, fue presentada por el presidente del Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE), Eduardo Luiz Gonçalvez Ríos Neto. Se realizará con un modelo mixto de relevamiento de datos, las personas serán encuestadas personalmente, telefónicamente o completarán un cuestionario electrónico.

Una de las mayores novedades es el panel de monitoreo del censo que consiste en el desarrollo de una herramienta visual e interactiva de acceso a los microdatos obtenidos durante el proceso de enumeración. Esto posibilita acompañar la evolución y calidad de la recolección de los datos y gerenciar el desempeño operacional por niveles de desagregación. Permite además analizar indicadores demográficos actualizados automáticamente a partir de la información recolectada y realizar comparaciones con los datos de otras investigaciones y censos demográficos anteriores.

El caso del censo de Paraguay esta agendado también para el 2022 y fue desarrollado por el director del INE de ese país, Iván Ojeda.

Será en modalidad de censo de hecho donde se destaca como avance importante haber realizado, recientemente, la actualización cartográfica del país, lo que posibilita, entre otras cosas, pasar de la era analógica a la digital en materia censal. Las innovaciones en esta materia alcanzan a la construcción de un geoportal, el uso de lectura de datos por escáner, la utilización de imágenes satelitales para contar con los llamados “building footprint” o huellas digitales de las viviendas. Habrá incorporación de nuevas temáticas, se apuesta a los  registros administrativos, el enfoque orientado a la demanda y empleo intensivo de medios telemáticos para la capacitación y otros datos de difusión.

Las novedades que tendrá el próximo censo en Argentina fueron expuestas por el director del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC),  Marco Lavagna.

Se incorporará la elaboración de un archivo de domicilios (ADRA) de actualización continua como resultante de un barrido territorial en todo el país y se realizará, como un nuevo producto, el  precenso de viviendas de forma digital.  

Existirá la posibilidad de un auto empadronamiento mediante cuestionario en línea por la población residente en áreas urbanas. Este es el denominado e–censo que refiere a una aplicación web con diseño responsivo (PC, tablets y celulares) vinculada al archivo de domicilios (ADRA) para el auto empadronamiento de ese tipo de población. Al finalizar esta acción, se brinda un código censal.

Se realizará la capacitación virtual a la estructura operativa. Respecto a la incorporación de registros administrativos, primeramente, se pasará por un proceso de estandarización y validación de registros para su explotación estadística.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario