Exposición arqueológica en la Ciudad Vieja de Montevideo - JBC de Piriápolis

"Uniendo al país"

Breaking

martes, 6 de octubre de 2020

Exposición arqueológica en la Ciudad Vieja de Montevideo

 La puesta en valor desarrollada en el edificio Escollera consiste en exhibir parte de la cultura material recuperada durante las obras de construcción de este edificio que abarca casi 1/3 de la manzana ubicada entre las calles Reconquista, Zabala, Rambla Francia y Misiones.


La muestra tiene como objetivo trasmitir el conocimiento, así como sensibilizar en torno a diferentes ejes temáticos investigados: vida cotidiana, trabajo, proceso de ocupación del territorio.

La misma se desarrolla en dos espacios bien definidos del edificio: hall de entrada y salón de usos múltiples (SUM). Consta de dos vitrinas diseñadas específicamente para los materiales arqueológicos en exposición y señalética con el guion de la muestra.

¿Cómo se inicia esta intervención arqueológica?

En el año 2015, vecinos del barrio Ciudad Vieja comunican al Departamento de Arqueología de la Comisión del Patrimonio Cultural de la Nación, la aparición de restos arqueológicos en una obra que se comenzaba a desarrollar en un terreno en Reconquista y Zabala.

El Departamento en consecuencia, enmarca su actuación arqueológica, amparado en el artículo 14 de la Ley 14.040, definiéndola como intervención de urgencia. En este marco, se inicia un proceso de investigación, que implicó el relevamiento documental, la excavación arqueológica, el seguimiento de obra, el análisis de los materiales recuperados, la difusión y la planificación de la puesta en valor.

Las intervenciones arqueológicas posibilitaron registrar y diagnosticar variedad de restos de viviendas (construidas en su mayoría a partir de la segunda mitad del siglo XIX), encontrados debajo de capas de relleno: remanentes de cimientos, fachadas, pavimentos de patios y zaguanes, cisternas de aljibes; así como un sector con elementos coloniales, que existieron previamente a las construcciones de la manzana. También se recuperaron, diversidad de objetos que formaban parte del quehacer cotidiano montevideano desde fines del siglo XVIII a mediados del siglo XX.

Estos restos materiales se presentan como huellas del pasado que nos ayudan a entender las formas de vida y costumbres de quienes vivieron en esta ciudad.

A partir de la información sobre el sitio y el enorme interés y sensibilidad que despertaron los hallazgos arqueológicos, se instrumentaron instancias de diálogo con los técnicos proyectistas, así como, con los vecinos para recoger sus valoraciones sobre los hallazgos e involucrarlos en el proceso de gestión y revalorización de este patrimonio.

Esta interacción, va en la línea de las acciones que promueve el Departamento de Arqueología de la CPCN dirigidas a la protección y difusión de los bienes culturales, históricos y del conocimiento científico generado.

Finalmente, se llega a la etapa de puesta en valor trabajada en conjunto con el equipo proyectista  y con aportes de las empresas privadas, con el fin de exponer los hallazgos arqueológicos del predio y su valor patrimonial. Destacamos esta experiencia de trabajo innovadora  donde lo público y privado se concatenan redundando en un proyecto cultural que jerarquiza la propuesta arquitectónica y la singulariza en un contexto territorial como lo es el casco histórico de Montevideo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario