El valor del índice de precios de los alimentos de la FAO aumentó por cuarto mes consecutivo - JBC de Piriápolis

"Uniendo al país"

Breaking

domingo, 18 de octubre de 2020

El valor del índice de precios de los alimentos de la FAO aumentó por cuarto mes consecutivo

El índice de precios de los alimentos de la FAO es una medida de la variación mensual de los precios internacionales de una canasta de productos alimenticios. 




» El índice de precios de los alimentos de la FAO* se situó en septiembre de 2020 en un promedio de 97,9 puntos, es decir, 2,0 puntos (un 2,1 %) más que en agosto y ya 4,6 puntos (un 5,0 %) por encima de su valor hace un año. El valor de setiembre, el más elevado desde febrero de 2020, representó el cuarto aumento mensual consecutivo. Los precios mucho más firmes de los aceites vegetales y los cereales explican la última subida del índice. Por el contrario, los precios de los productos lácteos se mantuvieron en general estables, mientras que los del azúcar y la carne retrocedieron respecto de sus niveles de agosto.

» El índice de precios de los cereales de la FAO registró en septiembre un promedio de 104,0 puntos, esto es, 5,0 puntos (un 5,1 %) más que en agosto y 12,5 puntos (un 13,6 %) por encima del valor registrado en el mismo mes del año pasado. La subida de septiembre marcó el tercer mes de aumento consecutivo. Debido a la enérgica actividad comercial en un contexto de creciente preocupación por las perspectivas sobre la producción en el hemisferio sur y las condiciones secas que afectaban negativamente a la siembra de trigo de invierno en muchas partes de Europa, los precios del trigo subieron marcadamente en septiembre. Los precios internacionales del maíz también experimentaron un notable y repentino aumento, en respuesta a los recortes en las perspectivas sobre la producción, especialmente en la Unión Europea, y a la previsión de una disminución significativa de los suministros en los Estados Unidos de América, tras la revisión a la baja de los remanentes de maíz de la campaña anterior en el país. La fuerte demanda de importaciones de China hizo que los precios del sorgo aumentaran por tercer mes consecutivo, mientras que los precios internacionales del arroz disminuyeron en un 1,4 % al comenzar o aproximarse la cosecha de los cultivos de 2020 en los países proveedores del hemisferio y ralentizarse simultáneamente la nueva demanda.

» El índice de precios de los aceites vegetales de la FAO se situó en un promedio de 104,6 puntos en septiembre, lo cual representa un aumento de 5,9 puntos (un 6,0 %) desde agosto y el nivel más elevado en ocho meses. La nueva alza del índice se debió principalmente a la subida de las cotizaciones de los aceites de palma, girasol y soja. Los precios internacionales del aceite de palma subieron notablemente por cuarto mes consecutivo a consecuencia de la nueva demanda mundial de importaciones, así como de unas existencias menores de lo previsto en Malasia y de la incertidumbre relacionada con el ritmo de producción en Asia sudoriental en los próximos meses. Al mismo tiempo, en septiembre aumentaron marcadamente los precios internacionales del aceite de girasol, estimulados fundamentalmente por el deterioro de los pronósticos sobre las cosechas en la región del Mar Negro. En cuanto al aceite de soja, los precios internacionales siguieron subiendo, respaldados por el lento ritmo de la molienda en América del Sur y la firme demanda de la industria del biodiésel en los Estados Unidos de América.

» El índice de precios de los productos lácteos de la FAO registró un promedio de 102,2 puntos en septiembre, prácticamente sin variación respecto de agosto y 2,5 puntos (un 2,5 %) más que en el mismo mes del año pasado. Los aumentos moderados en las cotizaciones de la mantequilla, el queso y la leche desnatada en polvo se vieron compensados por una caída en las cotizaciones de la leche entera en polvo, por lo que el índice se mantuvo prácticamente estable en septiembre. Los precios de la mantequilla aumentaron debido a la gran demanda de entregas a corto plazo y una menor elaboración en Europa, mientras que las cotizaciones del queso subieron ligeramente a causa de un aumento en la demanda de importaciones sumado a una mayor demanda interna en Europa a pesar de la continua debilidad de las ventas de servicios alimentarios. Las cotizaciones de la leche desnatada en polvo también subieron como resultado de una cierta escasez de suministros en Europa, donde la producción lechera experimenta una reducción estacional. Por el contrario, disminuyeron los precios de la leche entera en polvo al atenuarse la demanda de importaciones, especialmente en Medio Oriente, mientras la producción en Oceanía se aproximaba a su máximo estacional.

» El índice de precios de la carne de la FAO** se situó en un promedio de 91,6 puntos en septiembre, con un ligero descenso (un 0,9 %) respecto de agosto, siguiendo la tendencia general a la baja observada desde enero de este año. En términos interanuales, el índice se ubica 9,5 puntos (un 9,4 %) por debajo del valor registrado en el mismo mes del año pasado. En septiembre, disminuyeron las cotizaciones de la carne de cerdo, en parte a raíz de la decisión de China de imponer una prohibición a las importaciones procedentes de Alemania después de que se detectaran casos de peste porcina africana entre jabalíes salvajes, mientras que los precios de la carne de ovino se debilitaron a causa de los elevados suministros estacionales procedentes de Australia. Por el contrario, aumentaron las cotizaciones de la carne de aves de corral, sustentadas por el ritmo acelerado de las ventas internacionales y los limitados suministros del Brasil para la exportación. Los precios de la carne de bovino se mantuvieron estables, ya que el aumento de las cotizaciones de los productos brasileños se vio prácticamente compensado por una disminución de las cotizaciones de los procedentes de Australia, principalmente debido a las condiciones subyacentes de la demanda de importaciones a que se enfrentaba cada mercado.

» El índice de precios del azúcar de la FAO registró un promedio de 79,0 puntos en septiembre, esto es, 2,1 puntos (un 2,6 %) menos que en agosto. El descenso de los precios internacionales del azúcar fue fundamentalmente una reacción a las expectativas de un excedente de producción mundial de azúcar en la nueva campaña 2020/21. Las indicaciones más recientes apuntan a una importante recuperación de la producción en la India, segundo mayor productor de azúcar del mundo, así como a una cuantiosa producción en el Brasil, el mayor exportador del mundo, tras el descenso registrado en la última campaña. Además, la persistente debilidad del real brasileño frente al dólar de los EE.UU. contribuyó a reducir los precios mundiales del azúcar.

*A partir de julio de 2020, se ha ampliado la cobertura de precios del índice de precios de los alimentos de la FAO y se ha revisado su período de referencia a 2014-16. Para obtener más detalles sobre esta revisión, véase el artículo especial en el número de junio de 2020 de Perspectivas alimentarias.

** A diferencia de otros grupos de productos básicos, la mayoría de los precios utilizados en el cálculo del índice de precios de la carne de la FAO no se encuentra disponible en el momento del cómputo y publicación del índice de precios de los alimentos de la Organización; por tanto, el valor del índice de precios de la carne de los meses más recientes se deriva de una combinación de precios previstos y observados. En ocasiones, esto puede hacer precisas revisiones significativas del valor final del índice de precios de la carne de la FAO que, a su vez, podrían influir en el valor del índice de precios de los alimentos de la Organización.
©FAO

No hay comentarios:

Publicar un comentario