La desarticulación del sistema kafala y la implantación de un salario mínimo marcan una nueva era para el mercado laboral de Qatar - JBC de Piriápolis

"Uniendo al país"

Breaking

domingo, 6 de septiembre de 2020

La desarticulación del sistema kafala y la implantación de un salario mínimo marcan una nueva era para el mercado laboral de Qatar

La mayor libertad para cambiar de trabajo, y un salario mínimo no discriminatorio, beneficiarán a empleadores y a trabajadores por igual.
Qatar ha tomado la decisión histórica de introducir importantes modificaciones en el mercado de trabajo, como la anulación del requisito de que los trabajadores migrantes pidan permiso al empleador para cambiar de trabajo; asimismo, se convierte en primer país de la región en adoptar un salario mínimo no discriminatorio.

Tras la promulgación de la Ley núm. 18 del 2020 el día 30 de agosto de 2020, los trabajadores migrantes ahora pueden cambiar de trabajo antes y después de finalizado su contrato, sin tener que obtener el “certificado de no objeción” de su empleador. Esta nueva ley, en conjunto con la eliminación del requisito de visado de salida unos meses antes, desmantela efectivamente el sistema de patrocinio “kafala” y marca el comienzo de una nueva era para el mercado de trabajo qatarí.

En virtud de otra ley adoptada hoy, la Ley núm. 17 de 2020, también introduce un salario mínimo de 1000 riales de Qatar (QAR) que entrará en vigor seis meses después de la publicación de la ley en la Gaceta Oficial. El nuevo salario mínimo será aplicable a todos los trabajadores, de todas las nacionalidades y en todos los sectores, incluido el trabajo doméstico. Además de pagar el salario mínimo, el empleador debe velar por que el alojamiento y la alimentación de los trabajadores sean dignos. La legislación estipula además que el empleador que no proporcione el alojamiento y la alimentación deberá pagar asignaciones de al menos QAR 300 y QAR 500 por ese concepto, una decisión que ayudará a conseguir condiciones de vida dignas para los trabajadores.

La promulgación de estas leyes complementa la transición hacia una fuerza de trabajo más calificada y productiva, un objetivo fundamental de la Visión Nacional de Qatar para 2030 . También ayudará a promover la recuperación económica tras la crisis causada por la pandemia de COVID-19 , así como el crecimiento de la economía a más largo plazo.

“Al introducir estos cambios significativos, Qatar ha cumplido un compromiso: el de conceder más libertad y protección a los trabajadores, y más posibilidades de elegir a los empleadores”, dijo Guy Ryder, Director General de la OIT. “He aquí lo que puede lograrse cuando los gobiernos, los trabajadores y los empleadores trabajan juntos con la OIT para promover el trabajo decente para todos.”
“Al introducir estos cambios significativos, Qatar ha cumplido un compromiso. He aquí lo que puede lograrse cuando los gobiernos, los trabajadores y los empleadores trabajan juntos con la OIT para promover el trabajo decente para todos."
Guy Ryder, Director General de la OIT

Además de la revocación del requisito de obtener el certificado de no objeción, la adopción de la Ley núm. 19 de 2020 arroja más luz sobre la terminación de la relación de trabajo. Para poner punto final a un contrato y cambiar de empleo, los trabajadores con hasta dos años de antigüedad deben dar un preaviso de un mes a su empleador, o de dos meses si tienen más de dos años de antigüedad.

El Ministro de Desarrollo Administrativo, Trabajo y Asuntos Sociales, Yousuf Mohamed Al Othman Fakhroo dijo: “El Estado de Qatar está empeñado en crear un mercado de trabajo moderno y dinámico. De conformidad con La Visión de Qatar para 2030, estas nuevas leyes son un hito en esta trayectoria, y beneficiarán por igual a los trabajadores, a los empleadores y a la nación.”

Se espera que la mayor movilidad de la mano de obra proporcione numerosos beneficios a Qatar en su transición hacia una economía basada en los conocimientos. Los empleadores podrán contratar personal experimentado localmente en lugar de en el extranjero, con lo que los costos de contratación se reducirán en gran medida. La mayor movilidad también generará más oportunidades de empleo y aumentará la satisfacción laboral de los trabajadores.

La introducción de un salario mínimo no discriminatorio afectaría directamente a unos 400.000 trabajadores del sector privado y, gracias al aumento de las remesas, mejorará la vida de millones de familiares en los países de origen de los trabajadores. Para garantizar el cumplimiento del salario mínimo, el Gobierno está mejorando el sistema de detección de contravenciones, promulgando sanciones más rápidas y reforzando aún más la capacidad de los inspectores.

Sharan Burrow, Secretaria General de la Confederación Sindical Internacional (CSI), dijo: “Esta es una muy buena noticia para los trabajadores migrantes en Qatar. El liderazgo demostrado por ese país al desarticular el sistema kafala e instituir un salario mínimo es una noticia muy esperada por todos los trabajadores. La CSI está dispuesta a apoyar al Gobierno de Qatar en la aplicación de esta medida histórica, para garantizar que todos los trabajadores conozcan las nuevas normas y se beneficien de ellas. Otros países de la región deberían seguir el ejemplo de Qatar”.

Roberto Suárez Santos, Secretario General de la Organización Internacional de Empleadores (OIE) puntualizó: “Estas reformas constituyen una contribución importante a la eficiencia y la productividad del mercado de trabajo de Qatar. La OIE está dispuesta a apoyar a la Cámara de Comercio e Industria y al Gobierno de Qatar en su asistencia a los empleadores durante esta transición. Felicitaciones a Qatar y a su Cámara de Comercio.”

La OIT ha trabajado estrechamente con el Ministerio de Desarrollo Administrativo, Trabajo y Asuntos Sociales, y con las organizaciones de empleadores y de trabajadores, en apoyo a la promulgación y mejora de leyes, políticas y procedimientos relacionados con la movilidad en el mercado de trabajo y el nuevo salario mínimo de Qatar. Seguirá prestando asistencia con respecto a la aplicación y control de la aplicación de las nuevas leyes.
©OIT

No hay comentarios:

Publicar un comentario