Nuevamente hubo pintadas, roturas y hurtos en la zona del Balneario Municipal de Paysandú - JBC de Piriápolis

"Uniendo al país"

Breaking

jueves, 6 de agosto de 2020

Nuevamente hubo pintadas, roturas y hurtos en la zona del Balneario Municipal de Paysandú

En esa área nuevamente han ocurrido hechos delictivos al comprobarse la falta de maderas que oficiaban de tutores en los ejemplares de flora autóctona recientemente plantados. También aparecieron grafitis pintados en varios lugares además de roturas en la rampa de madera para uso de discapacitados. 
El Encargado del Plan de la Costa informó que hace dos semanas se registran este tipo de “ataques vandálicos” que redundan en costos para la población, considerando que hay que borrar las pintadas para luego repintar esos espacios.

Los trazos y dibujos “se van repitiendo en la ciudad. Son figuras parecidas a otras que han aparecido en distintos lugares. Estamos tratando de identificar, por medio de las cámaras de vigilancia que tiene la Policía en la avenida de Los Iracundos, quien o quienes son responsables de estos actos”, dijo Daniel Andrusyszyn.

Los lugares atacados fueron puertas y muros de la zona de los baños públicos, la torre del proyector en el Teatro de Verano Eduardo Franco, el antiguo kiosco instalado en la arena. Por segunda vez, también sufrió destrozos la rampara de madera para los discapacitados cuya reparación tiene un costo elevado. 

En la primera recorrida que se realiza en la mañana por toda la zona, hoy los funcionarios del Plan de la Costa verificaron la falta de alrededor de 20 tutores de madera que fueron instalados al plantar árboles en el predio cercano al río, entre Antonio Estefanell y el pub W Lounge.

El encargado del Plan de la Costa señaló que “todos queremos volver a tener sombra en la playa y que nuestros árboles autóctonos estén en la costa del río”, pero lamentablemente, los tutores de eucalipto que se colocan junto a cada árbol plantado habían sido hurtados del lugar.

Remarcó que al sacarlo, “se lastima al árbol y el pozo que queda donde estaba el tutor, deja bastante descubierto y con mucho aire a la raíz del ejemplar retrasando su crecimiento”.

A todo esto hay que sumarle el valor económico que significa solucionar la situación de cada árbol plantado, instalando nuevos tutores y en algunos casos teniendo que reponer el ejemplar que resultara quebrado. 

La intención es culminar la temporada con 1.000 árboles autóctonos plantados con la esperanza de tener una costanera con buena sombra para el disfrute de todos.
Una vez más, el funcionario exhortó a la población a tratar de mantener “la hermosa plantación que hemos hecho”.

En la mañana de hoy, en Prefectura de Puerto, fue establecida la denuncia correspondiente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario