Red Interamericana sobre Políticas de Población Afrodescendiente advierte sobre impacto desproporcionado de la pandemia en estas comunidades - JBC de Piriápolis

"Uniendo al país"

Breaking

lunes, 4 de mayo de 2020

Red Interamericana sobre Políticas de Población Afrodescendiente advierte sobre impacto desproporcionado de la pandemia en estas comunidades

La Red Interamericana de Altas Autoridades sobre Políticas de Población Afrodescendiente (RIAFRO) advirtió sobre el impacto desproporcionado que tiene la pandemia del SARS-CoV-2, virus que genera la enfermedad COVID-19, sobre la población afrodescendiente en la región.


La Red resaltó que el racismo estructural, la desigualdad y la discriminación histórica de la cual la población afrodescendiente ha sido, y continúa siendo, víctima, generan como resultado una situación de aún mayor vulnerabilidad a los efectos de la pandemia con relación a la población general. Los obstáculos que enfrentan en el acceso a la salud pública, la mayor prevalencia de condiciones médicas crónicas, el menor acceso a redes de seguridad social generadas por el Estado, la desconfianza generada por décadas o siglos de racismo, la alta informalidad laboral y la sobre-representación de las poblaciones afrodescendientes en trabajos esenciales de primera línea de respuesta ante el COVID-19, son algunos de los factores que explican esta mayor situación de vulnerabilidad.

Esta situación fue analizada en una reunión virtual celebrada el 24 de abril, en la cual participaron 10 de los 11 Estados Miembros que forman parte de RIAFRO. Específicamente, la reunión contó con la participación de las autoridades sobre políticas de población afrodescendiente de Argentina, Brasil, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay y Perú. Asimismo, participaron especialistas en el tema de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), el Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la Secretaría General de la Organización de los Estados Americanos (OEA), y el Instituto de Estudios de Investigaciones Afrolatinoamericanas de la Universidad de Harvard (ALARI).

La RIAFRO advirtió que uno de los grandes desafíos a resolver en los países de la región es garantizar el goce de los derechos humanos de las personas afrodescendientes en el marco de la crisis sanitaria, en especial el acceso a sus derechos económicos y sociales. En este sentido, indicaron que la mayoría de los Estados Miembros de la OEA no cuenta con data desagregada suficiente, ni con la inclusión de la variable de auto-identificación afrodescendiente en las estrategias y protocolos de atención en los centros de salud y en las medidas sociales en la respuesta a la pandemia.

Con base en la información analizada durante la reunión, la RIAFRO emitió recomendaciones a todos los Estados miembros de la OEA en el contexto de esta crisis. Una de las recomendaciones es incluir con la máxima urgencia atención diferencial a las poblaciones afrodescendientes en las respuestas de los Estados ante la emergencia sanitaria, basada en la variable de auto-identificación afrodescendiente. Asimismo, la RIAFRO recomendó a los Estados de la OEA, organismos internacionales y agencias de cooperación internacional tomar en cuenta la situación de especial vulnerabilidad de la población afrodescendiente al elaborar respuestas a la emergencia sanitaria y al diseñar políticas públicas para después de la pandemia, a fin de enfrentar las graves consecuencias económicas y sociales que se pronostican como muy probables. En la reunión también se discutió la necesidad de generar protocolos de atención diferenciada para futuras pandemias y desastres naturales.

El Secretario General de la OEA, Luis Almagro, respaldó las recomendaciones emitidas por RIAFRO. "Estas recomendaciones son clave para mejorar las medidas que están siendo implementadas en los países, asegurando la garantía de los derechos económicos, sociales y culturales de la población afrodescendiente", dijo. El Secretario General tomó la oportunidad para urgir a los Estados Miembros que aún no lo han hecho, a ratificar la Convención contra el Racismo, la Discriminación Racial y Formas Conexas de Intolerancia. Hasta el momento la ratificaron Antigua y Barbuda, Costa Rica, Ecuador, México y Uruguay. Asimismo, instó a los Estados Miembros a implementar el Plan de Acción del Decenio de las y los Afrodescendientes en las Américas (2016-2024).
©OEA

No hay comentarios:

Publicar un comentario