Cambiaron las autoridades del Consejo de Formación en Educación - JBC de Piriápolis

"Uniendo al país"

Breaking

lunes, 11 de mayo de 2020

Cambiaron las autoridades del Consejo de Formación en Educación

Las autoridades resaltaron el papel fundamental de la formación docente en la mejora de la calidad de la educación nacional. Fortalecimiento de la formación docente, con descentralización, mejorando las estructuras académicas, los diseños curriculares, y atendiendo las necesidades de los docentes.
En el acto de toma de posesión, que se realizó en el Instituto de Perfeccionamiento y Estudios Superiores “Juan E. Pivel Devoto” (IPES), asumieron la Dra. Mag. Patricia Viera Duarte, en el cargo de Directora General y el Mag. Prof. Víctor Pizzichillo Hermin, como Consejero.

“Desde lo personal esta asunción es un gran honor, una gran responsabilidad, mucho compromiso y un desafío. Es un honor porque como docente uruguaya, solo podemos sentir orgullo de la historia que tiene la formación docente”, expresó la Dra. Patricia Viera.

La jerarca quiso “honrar especialmente a aquel grupo de maestros y docentes que en varias décadas investigaron, experimentaron, publicaron y hoy son referencia básicamente de la educación rural de nuestro país”.

Viera hizo hincapié en que “ya tenemos una trayectoria, aún sin haber sido universidad, ya tenemos una trayectoria de mucha calidad”. Y destacó que “queremos el carácter universitario, queremos una formación universitaria para profesores y maestros. Y esto lo queremos todos los que somos parte de la formación docente en Uruguay”.

Por otra parte, la Directora General manifestó el “compromiso por continuar, profundizar y mejorar en estructuras académicas en cuanto a los diseños curriculares”, en el entendido de que es un paso necesario para poder “cumplir con calidad las funciones de enseñanza, de investigación, de extensión y para también focalizar un gran desafío que tenemos que es el de la internacionalización”. El escenario mundial de pandemia es concebido por la Dra. Viera como “una gran oportunidad para que los cambios se aceleren”.

También se refirió al desafío que significa democratizar la formación universitaria de la educación: “democratizarla quiere decir descentralizarla con calidad. Esto implica varias reestructuras y un trabajo en conjunto”.

Por su parte, el Mag. Víctor Pizzichillo expresó que participar del CFE “es un enorme desafío y una enorme responsabilidad, que asumimos con una gran convicción”.

Sobre el camino andado, el Consejero enfatizó en que “ninguna autoridad que asume empieza de cero. No se trata de una situación de tabla rasa. Hay cosas que se mantienen, que son estructurales, y otras que cambian. Irán atadas al proyecto, a lo que se busca”.

“Trabajaremos en la construcción de un diseño curricular que nos lleve al carácter universitario. Que permita la mejor formación de los futuros profesionales de la educación, que tienen la enorme responsabilidad de formar a quienes formarán a los futuros ciudadanos de la república. Y que los tienen que formar en el marco del concepto de república, de democracia y de libre pensamiento. Porque esas son las bases de nuestro sistema democrático”, enunció.

Pizzichillo también hizo alusión a la profundización de la descentralización: “como gente del interior que somos, por supuesto que vamos a trabajar en la descentralización. Y en una descentralización real que fortalezca los centros desde el punto de vista académico y de gestión, y que brinde oportunidades reales para la gente del interior de perfeccionarse”.

En concordancia con lo expresado por los nuevos integrantes del CFE, el Presidente del CODICEN, Prof. Robert Silva, aseveró que “para tener una educación de calidad necesitamos docentes de calidad y ese es uno de los desafíos fundamentales por los cuales esta Administración va a trabajar a futuro”.

Silva, insistió en que “llegamos a comprometernos firmemente con la profesionalización y con el desarrollo profesional de todos los docentes del Uruguay. Para eso es fundamental el trabajo mancomunado y articulado entre todos los que integramos el sistema educativo”. Por esa razón explicó “resulta clave llegar sabiendo que hay muchas cosas que se han hecho, de las cuales muchas van a continuar, pero también ser conscientes de que hay muchísimas cosas a realizar, muchas transformaciones a concretar”.

Entre las cosas por hacer remarcó: “quedan mejorar la articulación y la coordinación entre todos los subsistemas, sabedores de que, en el marco de una política nacional docente los docentes son únicos con particularidades propias en función del lugar donde trabajan, en función de las poblaciones que atienden. Pero tenemos vasos comunicantes todos. Y hay que atender también las necesidades de los docentes”. Resaltó además la importancia de “desarrollar una política de acompañamiento de todos aquellos que tienen la firme convicción y vocación de asumir, de elegir como proyecto de vida a la docencia”.

En ese sentido dijo “las nuevas autoridades del Consejo de Formación en Educación van a tener un rol protagónico en el diseño de esa política nacional docente, que la vamos a hacer en forma mancomunada y aunando esfuerzos. Van a tener un rol protagónico en la formación inicial, en el liderazgo del desarrollo profesional de todos los docentes de la ANEP, pero también vamos a trabajar -y no es menor- en la transformación de la carrera. La autoridad educativa tiene que desarrollar políticas que motiven, que estimulen, que animen y que respalden la tarea de los docentes a lo largo y ancho de todo el país”.

La Directora General saliente, Mag. Ana Lopater destacó los logros del quinquenio y narró que “en 2015 no había muchas perspectivas de que se pudiera implementar de manera inminente una Universidad de la Educación y por eso decidimos tratar de forjar prácticas universitarias para lograr un nivel universitario en los hechos, en la práctica”.

Al igual que Silva, Viera y Pizzichillo, el Ministro de Educación y Cultura, Pablo da Silveira, afirmó que “hay un consenso en este país, consenso político y técnico, en asegurar el carácter universitario de la formación en educación. No hay nadie que esté en contra. Hemos tenido divergencias en el cómo y eso es normal en una sociedad democrática”.

En otro orden, da Silveira, señaló que “la Formación en Educación es enormemente importante para el Gobierno y para las actuales autoridades de la educación. Todos sabemos que hay un inmenso consenso técnico a nivel internacional que dice que la calidad docente es el factor que tiene el mayor impacto individual en la calidad de un sistema educativo de cualquier parte del mundo”.

Es voluntad de las autoridades “darle mayor sustento jurídico al Consejo de Formación en Educación. Hoy, el CFE se sostiene en una disposición transitoria de la Ley de Educación vigente y en una resolución del CODICEN. El Proyecto de Ley de Urgente Consideración (LUC), que se está discutiendo en el Parlamento, contiene un artículo que le da plena vigencia legal estable al Consejo de Formación en Educación. Eso es un compromiso de reconocer el valor de un área específica de la educación uruguaya y una estructura de funcionamiento que le permita desarrollarse y establecerse”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario