Altas Autoridades del Grupo de Trabajo Conjunto de Cumbres ratifican su apoyo a los países de las Américas para enfrentar los impactos sanitarios, socioeconómicos y de gobernanza asociados al COVID-19 - JBC de Piriápolis

"Uniendo al país"

Breaking

lunes, 4 de mayo de 2020

Altas Autoridades del Grupo de Trabajo Conjunto de Cumbres ratifican su apoyo a los países de las Américas para enfrentar los impactos sanitarios, socioeconómicos y de gobernanza asociados al COVID-19

En respuesta a la emergencia desatada por el COVID-19, las Altas Autoridades del Grupo de Trabajo Conjunto de Cumbres (GTCC) se reunieron esta semana por segunda vez para ratificar su compromiso en apoyo a los Estados Miembros de las Américas y al multilateralismo como instrumento principal para enfrentar los múltiples desafíos que enfrentara la región en la etapa post-COVID-19.


En este ámbito, la Secretaría General de la Organización de los Estados Americanos (OEA) planteó la necesidad de trabajar en una agenda temática que incorpore las demandas específicas de bloques regionales como SICA (Sistema de la Integración Centroamericana) y CARICOM (Comunidad del Caribe).

En una sesión anterior, la Secretaría General de la OEA ya había expresado la necesidad de considerar los temas planteados por el Presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado y la Primer Ministro de Barbados, Mia Mottley, en representación del CARICOM:
  • el acceso a fondos no reembolsables para los países del hemisferio,
  • el acceso a condiciones de endeudamiento preferenciales en tasas y plazos tomando en cuenta la vulnerabilidad de los países frente a contingencias extremas y no sólo el criterio de renta per cápita (un reclamo de muchos países de la región y en particular del CARICOM)
  • el acceso a derechos y el ejercicio efectivo de la Democracia en tiempos de pandemia
  • la seguridad
En la misma línea, al inaugurar la sesión del 29 de abril, el Secretario General de la OEA, Luis Almagro, puso énfasis en abordar la problemática de la seguridad alimentaria.

La reunión, organizada conjuntamente por el Secretario General Almagro y la Directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Carissa Etienne, reiteró la importancia de una acción concertada entre los organismos de cooperación internacional para atender los múltiples impactos que tendrán que enfrentar los países de la región.

En cuanto a la respuesta en emergencia, la OPS mencionó estar en proceso de hacer parte del “Global Supply Chain Task Force”, que le permitirá acceder a suministros y logística utilizando el Fondo Estratégico de la OPS, un mecanismo de cooperación técnica para adquisiciones agrupadas de medicamentos esenciales y suministros de salud estratégicos.

A la fecha, 33 Estados Miembros en las Américas han firmado acuerdos para usar el Fondo Estratégico y 12 países están usando el fondo para acceder a suministros relacionados con COVID-19.

Sobre los esfuerzos de gasto fiscal, tanto la Comisión Económica de Naciones Unidas para América Latina y el Caribe (CEPAL), como el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) coincidieron en que se espera una contracción económica este año del 5 por ciento del Producto Interno Bruto. Sobre las solicitudes a las moratorias de deuda, se alerta sobre su impacto en la calificación crediticia que tendría una repercusión en la disponibilidad de recursos para la región lo que obliga a una respuesta coordinada.

En el ámbito institucional, para el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), esta crisis es una oportunidad para fortalecer la gobernanza y la credibilidad en los gobiernos, evitando debilitar los controles democráticos y ampliando la participación social en la toma de decisiones.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OECD) advirtió el riesgo de la seguridad alimentaria pr la caída en la producción de alimentos, y subrayó la necesidad de implementar una estrategia colectiva del GTCC, aprovechando las capacidades respectivas de cada institución miembro.

Iniciativas de las entidades multilaterales y regionales

En el ámbito centroamericano, se informó, que los Presidentes aprobaron la elaboración de un “Plan de contingencia regional”, dotado por un Fondo de Emergencia USD 1.900 millones orientado al apoyo en tres ámbitos: 1) construcción de infraestructura hospitalaria y equipos médicos. Este fondo ha permitido la compra de 25.000 tests por país; 2) Compras conjuntas de medicinas para aprovechar economías de escala y disminuir costos, manteniendo el comercio intrarregional; y 3) Movilizar aportes de múltiples sectores de la sociedad y la economía en apoyo a las medidas gubernamentales.
  • Otras iniciativas mencionadas incluyen recomendaciones para preservar y acelerar la cadena de suministro de bienes y servicios críticos, activación de líneas de crédito contingente y de emergencia para inyectar liquidez a la economía lo miso que medidas en apoyo a la fase de recuperación.
  • Varias de los esfuerzos mencionados por las entidades se están adelantando conjuntamente entre las entidades del GTCC. La OECD y el Banco Mundial, lanzarán conjuntamente la publicación “Primer Panorama de la Salud en América Latina”, para apoyar la resiliencia de los sistemas de salud.
  • Un aspecto de particular desafío, es el de la protección de los hogares de bajos ingresos y los trabajadores informales (más de la mitad de los trabajadores de la región). El PNUD y la Organización Internacional del Trabajo (OIT) están adelantando estudios de los impactos en el mercado laboral a nivel de país como también sectoriales como insumos a los países en la elaboración de políticas de empleo en la fase de recuperación.
  • En ámbito de seguridad en el trabajo, la OIT está apoyando a los países en el desarrollo de sus protocolos sectoriales de seguridad laboral e impulsando la agenda de dialogo tripartito que permita vincular a empleadores y trabajadores a espacios decisorios.
  • Se menciona una especial referencia a la corresponsabilidad del sector privado en los esfuerzos gestión de la crisis y recuperación. El Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), el cual destacó el tema de la seguridad alimentaria, ha sostenido reuniones con varias multinacionales de la región como Walmart, Coca Cola, Pepsi Cola, Cargil, Bayer, Danone y Corteva para apoyar el escenario post-pandemia. Por otro lado, el BID presentó en la reunión las recomendaciones del Diálogo Empresarial de las Américas (ABD) organizado por el BID, de Políticas para enfrentar la pandemia del Coronavirus (COVID-19) y mitigar sus impactos.
  • La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) adelanta intervenciones de gran alcance que tienen como objetivo mitigar los graves efectos sanitarios y socioeconómicos de la pandemia para abarcar los esfuerzos de mitigación de COVID-19 en entornos humanitarios y otros contextos donde las personas en movimiento probablemente se verán gravemente afectadas.

Se espera que este mecanismo de cooperación permita una acción fortalecida de cara a los múltiples desafíos que deberán atender los gobiernos de la región y la población de las Américas. 

El Grupo de Trabajo Conjunto de Cumbres está formado por:

• Organización de los Estados Americanos (OEA)
• Banco Interamericano de Desarrollo (BID)
• Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL)
• Organización Panamericana de la Salud (OPS)
• Banco Mundial
• Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA)
• Banco de Desarrollo de América Latina (CAF)
• Banco de Desarrollo del Caribe (BDC)
• Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE)
• Organización Internacional para las Migraciones (OIM)
• Organización Internacional del Trabajo (OIT)
• Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD)
• Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económica (OCDE)
©OEA

No hay comentarios:

Publicar un comentario