Los mitos de los cigarrillos electrónicos y los vaporizadores

La OMS ha lanzado una guía para terminar con los mitos sobre los cigarrillos electrónicos y los vaporizadores y alertar sobre sus riesgos.

Primer mito: no hacen daño. La Organización explica que cada vez hay más pruebas de que estos dañan los pulmones. La Organización recuerda que en Estados Unidos en 2019 hubo más de 2400 hospitalizaciones y 52 muertes vinculadas a estos productos y se ha puesto en marcha una investigación.

Segundo mito: son menos adictivos que los cigarros convencionales. La OMS dice que depende de la cantidad de nicotina y otros tóxicos en los líquidos, pero sabemos que “conllevan claros riesgos de la salud y no son seguros de ninguna manera”.

Otra falsedad es que ayudan a dejar de fumar. No hay pruebas de ello y existen otros productos diseñados para ese fin, como los parches de nicotina.

La Organización Mundial de la Salud recomienda regular estos productos, restringir la publicidad dirigida a los jóvenes y prohibir su uso en espacios cerrados. 
©ONU

Comentarios