ANEP y Canadá firmaron acuerdo para adquisición de equipos o servicios

La ANEP firmó un Memorando de entendimiento con la Corporación Comercial Canadiense, Empresa Estatal del Gobierno de Canadá, en la que se establece la contribución relativa a transacciones para la adquisición de equipos o servicios en materia de educación y cultura. El acuerdo fortalecerá los lazos de intercambio y cooperación entre ambos países.

La Corporación Comercial Canadiense funciona a instancias del Gobierno de Canadá y tiene como propósito asistir en el desarrollo del comercio entre Canadá y otras naciones, y de apoyar a las empresas canadienses en la exportación de sus productos.

Durante la firma del Memorando, que se desarrolló en la Sala de Sesiones del Consejo Directivo Central (CODICEN), Joanne Frappier (embajadora de Canadá en Uruguay) destacó su alegría por la concreción de este convenio, y expresó que “es un placer continuar trabajando con Uruguay y soñar con algo que es posible: el trabajo de colaboración”.

“Vengo del mundo de la ciencia entonces para mí la educación es el futuro del país, y después de mi llegada al Uruguay veo a Canadá de una manera más subjetiva, pero objetiva también, porque sé que nuestro sistema produce jóvenes, adultos y chicos que pueden contribuir a la sociedad de la mejor manera posible en todos los aspectos”, valoró

La embajadora también hizo hincapié en el trabajo que se realiza en las escuelas públicas que llevan el nombre de Canadá. “Hay una en Montevideo, Florida y en Tala (Canelones), y me encanta visitarlas porque allí veo el amor que los docentes tienen para con la enseñanza y la recepción de los alumnos”. Además, celebró el interés que existe en los centros educativos por aprender francés.

Cooperación internacional

Por su parte, el presidente del Consejo Directivo Central de la ANEP, Wilson Netto, hizo referencia a la tradición de trabajo conjunto con Canadá, señalando a la Red Global de Aprendizajes que se lleva adelante con un grupo importante de países. Por otro lado, recordó la reciente firma de un acuerdo de colaboración a través del Atlántico Norte, en el que el único país sudamericano que participa es Uruguay.

“Este tipo de convenios buscan alcanzar que los sistemas educativos sean promotores de bienestar. ¿Cómo lograr socializar conocimiento y generar aprendizajes, pero construir a su vez espacios de desarrollo de las personas en un marco de bienestar?”, se preguntó.

“El conocimiento tiene que ingresar desde un ámbito de disfrute, no a través del sufrimiento. Desarrollando nuevas estrategias de enseñanza que posicionen al conocimiento como algo ávido de poseer por parte de los estudiantes, y no tan solo por su carácter obligatorio. Tenemos que continuar pensando cómo poner el conocimiento al servicio del desarrollo y de la felicidad e involucramiento de las personas. El alumno pasivo está cambiando por un estudiante que entiende que tiene herramientas para intervenir”, concluyó.

Comentarios