El Director General de la FAO y el Nobel de la Paz, Muhammad Yunus, destacan los vínculos entre la lucha contra la violencia y el hambre. - JBC de Piriápolis

"Uniendo al país"

miércoles, 3 de octubre de 2018

El Director General de la FAO y el Nobel de la Paz, Muhammad Yunus, destacan los vínculos entre la lucha contra la violencia y el hambre.

La Alianza de la FAO y los Premios Nobel de la Paz redobla sus esfuerzos para garantizar la paz y la seguridad alimentaria, con un primer proyecto en la República Centroafricana.


El Director General de la FAO, José Graziano da Silva, y el Premio Nobel de la Paz, Muhammad Yunus, celebraron hoy el Día Internacional de la No Violencia de las Naciones Unidas subrayando que la violencia y el hambre están a menudo interrelacionadas, y que combatirlas pasa también por crear oportunidades de generación de ingresos para la población en las áreas rurales, en especial para las mujeres y los jóvenes.

“La violencia y los conflictos son la principal causa del hambre hoy en día en el mundo”, dijo Graziano da Silva, añadiendo que “necesitamos paz para tener seguridad alimentaria” y destacando el hecho de que el número de personas que padecen subalimentación crónica ha venido creciendo en los tres últimos años.

Por su parte, Yunus afirmó que: “la violencia está creando un problema de pobreza, un problema de hambre, migración y hambruna. Nuestra forma de abordarlo es ofrecer oportunidades que ayuden a la gente a mantenerse de pie”. Explicó por tanto que” el microcrédito ayuda a las personas, en particular a las mujeres, a generar sus propios ingresos al involucrarse en negocios y empresas” y que esto “es sostenible y no depende de la caridad ... estimula la energía y la creatividad, especialmente de los jóvenes”.

Estas declaraciones se produjeron hoy en coincidencia con la reunión del Comité de Agricultura de la FAO (COAG) que se tiene lugar en la sede de la Organización de la ONU en Roma.

Graziano da Silva expresó igualmente su preocupación sobre cómo el impacto de los conflictos y el cambio climático -como las sequías extremas-, afectan a los empresarios rurales, sobre todo a las mujeres y los jóvenes de África. Explicó que la FAO, en colaboración con los Centros Yunus de negocios sociales, trata de crear oportunidades para que las personas generen sus propios ingresos a través del desarrollo de capacidades, capacitación y microcrédito en países como la República Centroafricana, devastados por la guerra civil y que ahora intentan reconstruir su economía.

Durante su reunión, Graziano da Silva y Yunus insistieron además en la importancia de intensificar la colaboración entre el organismo de la ONU y la Alianza de la FAO y los Premios Nobel de la Paz por la seguridad alimentaria y la paz para redoblar los esfuerzos para mejorar la conciencia sobre el creciente vínculo entre los conflictos y el hambre.

Yunus, famoso por ser el fundador del Banco Grameen -el llamado “Banco de los pobres”-, dijo que el apoyo al emprendimiento rural debería estar en el centro de las soluciones al hambre y la inestabilidad.

El primer proyecto de la Alianza de la FAO y los Premios Nobel, en la República Centroafricana

La Alianza de la FAO y los Premios Nobel de la Paz ha lanzado su primer proyecto en la República Centroafricana, con el objetivo de aumentar la capacidad de los desplazados internos, excombatientes, mujeres y jóvenes para impulsar sus medios de subsistencia y retornar a una vida pacífica. Para ello se brinda a los beneficiarios una mejor comprensión de cómo funcionan los mercados, facilitando su acceso a sistemas de producción mejorados y haciendo que sus granjas sean más resilientes frente al cambio climático.

La Alianza de la FAO y los Premios Nobel de la Paz fue establecida por la Organización de la ONU en 2016, con el mandato de profundizar en el debate sobre cómo la paz es una condición previa para lograr la seguridad alimentaria para todos, y cómo la mejora de la seguridad alimentaria puede contribuir a la paz.

Otros miembros de la Alianza incluyen a Oscar Arias Sánchez, Tawakkol Karman, Betty Williams, Juan Manuel Santos, Mairead Maguire, José Ramos Horta, Fredrik Willem de Klerk y Adolfo Pérez Esquivel. En el marco de la Asamblea General de las Naciones Unidas, la semana pasada, la FAO nombró a Graça Machel miembro honoraria de la Alianza de la FAO y los Premios Nobel de la Paz por la seguridad alimentaria y la paz, en reconocimiento a la incansable lucha del que fuera su esposo, Nelson Mandela, a favor de la libertad y la paz.
©FAO.

No hay comentarios:

Publicar un comentario