Barcelona, ciudad de Paz. - JBC de Piriápolis

"Uniendo al país"

domingo, 19 de agosto de 2018

Barcelona, ciudad de Paz.

Con motivo del primer aniversario de los atentados en la Rambla de Barcelona y el paseo marítimo de Cambrils, en los que murieron 16 personas y 150 resultaron heridas, el Ayuntamiento de Barcelona ha reivindicado que Barcelona sigue siendo una “ciudad de paz”.


La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha hecho pública una declaración en memoria de las víctimas:

“Hace un año, Barcelona sufrió el atentado terrorista más sangriento de los últimos 30 años después de Hipercor. No podemos y no queremos olvidarnos de aquellos hechos. No olvidamos ni olvidaremos jamás a las víctimas. No podemos olvidar a las víctimas: las dieciséis personas que murieron como consecuencia de los ataques de Barcelona y Cambrils ni las cerca de ciento cincuenta personas que resultaron heridas. Desde el Ayuntamiento de Barcelona queremos expresar nuestro sentido pésame a los familiares y amigos, así como expresar la solidaridad y el compromiso de nuestra ciudad con todas las víctimas y personas afectadas por el atentado.

Aquel fue un acto cobarde que pretendía sembrar el terror en uno de los paseos más queridos y más visitados de nuestra ciudad: la Rambla. Querían hacernos daño y lo consiguieron, pero no lograron contagiarnos su odio. No hemos renunciado a nuestros valores y convicciones, que un año después son más fuertes que nunca. Somos y seremos una ciudad de paz; una ciudad valiente que se enfrenta al terror con el amor, una ciudad abierta a todas las personas que huyen de la guerra, el hambre y la violencia; porque somos conscientes de que el terror que vivimos ese día es también el terror al que se enfrentan cotidianamente los ciudadanos de Siria, Irak, Afganistán o Yemen.

Quiero agradecer y reconocer a la Guardia Urbana, al cuerpo de los Mossos d’Esquadra, a los cuerpos de seguridad del estado, al cuerpo de bomberos, a los profesionales de servicios de salud y de emergencias y al cuerpo consular por su profesionalidad y dedicación en unas circunstancias extremadamente difíciles para todos nosotros. Quiero agradecer y reconocer a los trabajadores de la Rambla que fueron los primeros que abrieron sus comercios para dar refugio y asistencia a las personas que resultaron heridas, así como a los numerosos voluntarios y voluntarias. Finalmente, también quiero agradecer las múltiples muestras de solidaridad que nos llegaron de todo el mundo, fruto de la estima y el reconocimiento internacional hacia nuestra ciudad. En definitiva, un agradecimiento al conjunto de servicios públicos, entidades y ciudadanos de todas partes que el 17 de agosto y los días posteriores dieron lo mejor de sí mismos en el peor momento para todos nosotros.

Aquellos fueron unos días tristes, pero también de orgullo. Orgullo de una ciudad que ante las dificultades sabe sacar lo mejor de sí misma. Orgullo de una ciudadanía que llenó espontáneamente la Rambla de muestras de condolencia y llenó plazas y calles con el grito de “no tenemos miedo”. Orgullo de una ciudad que ama la paz y la diversidad con la misma fuerza que rechaza la violencia y el racismo. Es por este motivo que desde el Ayuntamiento de Barcelona hemos trabajado para catalogar y digitalizar los más de doce mil objetos, documentos y expresiones de condolencia que se recogieron durante aquellos días y que son accesibles a la ciudadanía a través del memorial La Rambla 17A.

Desde el Ayuntamiento de Barcelona hemos organizado un acto de recuerdo y de solidaridad con las víctimas y sus familiares que tendrá lugar a las 10.30 horas en la plaza de Cataluña y en el que todo el mundo está invitado a participar. En los últimos meses hemos trabajado con mucho cuidado para que este acto tenga a las víctimas como únicas protagonistas. Quiero agradecer muy especialmente a la unidad de atención y valoración a afectados por el terrorismo por su estrecha colaboración, así como a la Generalitat de Catalunya y la Delegación del Gobierno por su apoyo.

Pero más allá de este acto, el 17 de agosto debe ser un día para que todas aquellas personas que amamos la ciudad, que nos sentirnos golpeadas de una forma u otra por este ataque, encontremos la mejor manera de expresar nuestros sentimientos. Algunas lo harán volviendo a pasear por la Rambla, otros dejarán una flor o encenderán una vela, o sencillamente buscarán un momento de recuerdo y recogimiento.

Sea como sea, mostramos una vez más que Barcelona somos una ciudad abierta y solidaria, orgullosa de su diversidad y contraria a la guerra y la violencia. Una ciudad generosa que sabe cuidar y acompañar en los momentos más difíciles. Una ciudad de paz que con ternura y respeto no olvidará nunca los nombres de:

Pepita Codina

Maria Correia

Bruno Gulotta

Carmen Lopardo

Francisco López

Ian Moore

Silvina Alejandra Pereyra

Pau Pérez

Maria de Lurdes Ribeiro

Luca Russo

Ana María Suárez

Jared Tucker

Elke Vanbockrijck

Désirée Zolotas

Y de los pequeños de tan solo 7 y 3 años:

Julian Cadman

Xavi Martínez

Los barceloneses y las barcelonesas siempre os tendremos en nuestro corazón y en nuestra memoria”. 
ANCI.

No hay comentarios:

Publicar un comentario