Movimiento de deudores del BHU Y ANV fueron recibidos en la Junta Departamental de Durazno. - JBC de Piriápolis

"Uniendo al país"

lunes, 4 de junio de 2018

Movimiento de deudores del BHU Y ANV fueron recibidos en la Junta Departamental de Durazno.

El Movimiento de deudores en Unidades Reajustables del Banco Hipotecario y de la Agencia Nacional de Viviendas fue recibido en la Junta Departamental de Durazno en la última sesión. Allí, Carlos Silva y Marcelo Mondino fueron los representantes del movimiento y explicaron, no sólo el aumento progresivo de las cuotas que deben pagar cada mes, sino lo que esto ha provocado en algunas familias, con angustia y llegando incluso a la autoeliminación agobiados por lo que puede ser la pérdida del hogar, según dijeron.


“La problemática que tenemos es que los que estamos en BHU y ANV pagando las cuotas en Unidades Reajustables se nos está haciendo cada vez más difícil poder cumplir con ellas, por la razón que la Unidad Reajustable que fue creada hace 50 años y está bastante pasada de moda, ajusta por Índice Medio de Salario, y como sabemos en estos años por suerte los salarios han tenido un incremento por encima del costo de vida pero eso para nosotros no es tan bueno porque nuestras cuotas siguen ajustando por ese índice. Hemos tenido reuniones con Astori y con los Directores del BHU y la ANV pero no encuentran o no nos dan una solución al problema, solo dicen que van a estudiarlo pero esto viene de muchos años, nosotros queremos el Sr. Presidente de la Republica nos reciba para plantearle a él la problemática” dijo Carlos Silva.

Por su parte, Marcelo Mondino indicó que lo que piden es “justicia”, que tiene “como base fundamental a la familia” dijo. “Es increíble que a 14 años de haber comenzado este flagelo y que padecen más de 25.000 familias en el Uruguay  y que es un flagelo económico ha logrado destruir más de 1.500 familias a través de un problema que los esconden los uruguayos que es el suicidio. Se han destruido familias porque no han podido cumplir con lo que corresponde, con ese famoso artículo 7 de la Constitución donde el Estado nos debe proteger en la vivienda, frente a un organismo que se creó con ese fin”.

 “La Unidad Reajustable fue creada en 1968 en un contexto de país completamente diferente. La Unidad Reajustable es un índice, no es una moneda y fue creada por el Banco Hipotecario como una forma de establecer un patrón social de cobranza de deudas referidas a viviendas que tenía y la sigue teniendo el ajuste por el índice medio de salario establecido por el Instituto de Estadística en el Uruguay. Esa Unidad Reajustable ha tenido cambios, en el año 2004 se legisla sobre ella para sustituir esa Unidad Reajustable por la Unidad Indexada, que es igual, pero ajusta por inflación, de allí se comenzaron a dar los préstamos hipotecarios en Unidad Indexada y también las instituciones financieras privadas lo tomaron. Lo que ha pasado entre el año 2004 y el 2017 entre las dos Unidades y sus variaciones, por ejemplo una cuota básica de $5.000 en el año 2004 en Unidades Indexadas y $5.000 en Unidades Reajustables, para la cuota de Unidades Indexadas en 2017 llegaba a $12.900, y la cuota en UR comienza en $5.000 y termina en $20.400, una diferencia de un 60%. Esa es la base de nuestro reclamo”.

En Durazno más de 200 familias afectadas

“Casi el 75% de los deudores en UR son personas que están por encima de los 55 años, o sea que hay mucha gente con sus jubilaciones afectadas en más del 50%. Este tipo de cosas se repiten en todo el país, en Durazno estamos por encima de las 200 familias afectadas pagando en UR que a juzgar por la situación que se vive hoy la mayoría de esa gente no tiene un ajuste salarial e indudablemente esto hace que el desfasaje sea importante. Es un desfasaje extremadamente grave que tiene una cuota contra la otra”.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario