Publicidad Movil

Publicidad

viernes, 1 de diciembre de 2017

Quian resaltó importancia del etiquetado de alimentos para brindar información a los ciudadanos sobre lo que consumen.

¿Cuál es el problema en que un alimento tenga información sobre sal o grasas?, se preguntó el subsecretario de Salud Pública, Jorge Quian, al ser consultado por la prensa sobre el decreto a estudio del Poder Ejecutivo que instaura esos datos de consumo. Las etiquetas, diseñadas en blanco y negro por recomendación de expertos, distinguirán productos altos en grasas, sales y azúcares, con más calorías y bajo valor nutricional.


“La visión del Ministerio de Salud (MSP) es que no es una prohibición de comprar, sino que es una información útil para el ciudadano”, dijo Quian este jueves 30, tras participar de la inauguración de la Unidad de Atención Temprana en Primera Infancia del Hospital de la Mujer, en el Centro Hospitalario Pereira Rossell, en Montevideo.

A modo de ejemplo, el subsecretario del MSP sostuvo que “así como los medicamentos dicen los efectos contraproducentes que puedan tener, los alimentos tendrán información sobre su constitución”. Enfatizó que no entiende las críticas, “porque además es una medida que gran parte de los países desarrollados está utilizando”. Se manifestó esperanzado respecto de que “finalmente se entienda la razón de la medida”.

Informó, además, que “hay un grupo de trabajo en el MSP que recibe las opiniones de los diversos integrantes de la sociedad preocupados por el tema”. Agregó que “las críticas deben ser escuchadas y ver si se puede introducir alguna modificación al texto del decreto”. “Estamos abiertos a todas las opiniones de los ciudadanos uruguayos”, subrayó.

Quian aseguró que el Gobierno “busca concientizar a la gente sobre la alimentación, porque en Uruguay hay problemas con la obesidad, la hipertensión, la diabetes. y los objetivos sanitarios del ministerio están destinados a mejorar la calidad de vida de la población”.

La dieta insana es, junto con el tabaquismo, el alcoholismo y el sedentarismo, causante de las enfermedades no transmisibles, consideradas asesinas silenciosas y reales, que recaen violentamente sobre las economías de los países y de las familias y afectan principalmente a los más pobres.

La diabetes, el cáncer y los males respiratorios crónicos y cardiovasculares, las cuatro enfermedades no transmisibles, causaron en 2015 la muerte de 40 millones de personas, que equivalen al 70 % del total, según datos de la Organización Mundial de la Salud.

No hay comentarios:

Publicar un comentario