Publicidad Movil

Publicidad

jueves, 14 de diciembre de 2017

Niños hasta 12 años y con menos de 1.50 de alto precisan Sistemas de Retención Infantil.

La Fundación Gonzalo Rodríguez, el Banco de Seguros del Estado y la Intendencia de Maldonado realizaron una instancia de promoción en la explanada del edificio comunal sobre la necesidad de contar con Sistemas de Retención Infantil en vehículos que transporten menores de 12 años.


Según la Unidad Nacional de Seguridad Vial (Unasev) el automóvil requiere que los menores de 12 años, o de estatura inferior a  1,50 metros, viajen en el asiento trasero y utilizando el correspondiente sistema de retención infantil.

Los utilitarios, camionetas pick up cabina y media, camiones, no son vehículos en los que se pueda transportar niños porque no es posible instalar en ellos correctamente los sistemas de retención infantil.

La campaña se lleva adelante ante la constatación del bajo uso de las denominadas "sillas" en los autos.

Un aspecto a tener en cuenta es que la incorporación del implemento debe hacerse considerando el auto, cantidad de puertas y tipo de cinturones de seguridad que tiene ( si es de dos o tres puntas). En función de ello es necesario contar con asesoramiento a la hora de adquirir el sistema.

De acuerdo a la estadística de la Unasev sobre cantidad de fallecidos en el primer semestre de 2017, 2.1% correspondió a edades hasta 4 años; 4.2% entre 5 y 9 y 6.3% de 10 a 14 años.

Sistema de Retención

El Sistema de Retención Infantil (SRI) está conformado por la  silla infantil, elevador o booster y cunita (capazo, silla con arnés, elevador con respaldo o alzador, arnés de 5 puntas, etc.), sistema de protectores cervicales, protectores de impacto lateral, reguladores de altura del reposacabezas, entre otros elementos de protección.

El uso de sistemas de retención infantil es una de las medidas importantes para evitar lesiones en caso de ocurrir un siniestro de tránsito con la participación de
niños (Ley 19.061 Normas complementarias de tránsito).

Si se viaja con un niño sin retención adecuada, y ocurre una colisión  el cinturón de seguridad utilizado en el lugar incorrecto, podría “subir” hacia el pecho y situarse peligrosamente sobre la zona blanda del abdomen, produciendo graves lesiones internas.

Por otro lado, llevar el cinturón con cierta holgura puede provocar el peligroso efecto submarino (cuando el cuerpo se desliza por debajo de la banda abdominal del cinturón de seguridad), lo que se evita utilizando un booster o asiento elevador. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario