Publicidad Movil

Publicidad

lunes, 27 de noviembre de 2017

Unas 2.000 personas participaron de la novena jornada voluntaria de limpieza de costas.

“La basura en el mar está alcanzando niveles intolerables y todos podemos aportar nuestro granito de arena”, aseguró el titular de la Dirección Nacional de Medio Ambiente (Dinama), Alejandro Nario, durante la novena jornada voluntaria de limpieza de costas, que se desarrolló el sábado 18 de noviembre en 43 playas de las zonas costeras del país y contó con la presencia de unas 2.000 personas.


Unas 2.000 personas eligieron ser parte del evento voluntario más grande por las costas uruguayas, en la novena edición del Día Internacional de Limpieza de Costas, que se celebró el pasado sábado 18 de noviembre en 43 playas de los seis departamentos costeros. Más de 80 organizaciones sociales y centros educativos coorganizaron la actividad, junto con la Dirección Nacional de Medio Ambiente, las intendencias y municipios costeros y la Fundación HSBC.

Según informa el sitio web del Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente, este evento internacional, del que ya se han apropiado miles de uruguayos preocupados y ocupados en el cuidado del ambiente, busca sensibilizar a la población acerca de la importancia de este ecosistema y la vida que alberga.

El director nacional de Medio Ambiente, Alejandro Nario, y autoridades de Canelones se hicieron presentes en la jornada cuya actividad central se desarrolló en la Bajada 12 de San José de Carrasco, Ciudad de la Costa, donde también la fundación Karumbé devolvió al mar una tortuga verde llamada Mara Brillante, que había sido rescatada y y cuidada por alumnos de nivel 5 del colegio Santa Elena.

“A pesar del tiempo, emociona ver a las familias acercarse a este tipo de actividades.  El voluntariado es una expresión de la importancia que la ciudadanía le está dando a los temas ambientales”, señaló Nario. “Estas instancias son importantes para que todos tomemos conciencia de lo que está pasando con el mar, de cómo la basura marina está incrementándose a niveles que son intolerables, y de que todos podemos aportar nuestro grano de arena”, agregó el director.

Equipos de padres e hijos, grupos de amigos, scouts, abuelas y nietos, guardavidas y maestras, entre otros, recorrieron la playa bolsas en mano recogiendo los residuos recopilados.

“Estoy juntando la basura de la playa para que no se lastimen de vuelta las tortugas. Ya encontré tres bolsas y un plástico”, cuenta Julia, que tiene entre 4 y 5 años. Participó de la actividad junto con su padre, quien destacó: “Estamos acá porque creemos que es importante para nuestros hijos que vayan tomando conciencia ambiental más allá del efecto real que pueda tener la limpieza de hoy”.

A lo largo de toda la costa uruguaya aparecen tortugas enfermas por casos de hipotermia, bajo peso, aletas seccionadas, caparazones dañados, etcétera. Los residuos costeros, una vez que llegan al mar, son confundidos con alimentos por la fauna marina, y este es uno de los principales motivos de enfermedad y asfixia de las tortugas. En muchos casos, el recorrido que realiza una bolsa de plástico, por ejemplo, la conduce desde la ciudad hacia la playa: vuela de la mesa de un picnic, entra a las alcantarillas por las bocas de tormenta, luego viaja hasta las playas y termina en las costas, donde contamina y atenta contra la vida de nuestra fauna costera. 

Para prevenir y atender estas y otras situaciones, se lleva adelante, desde el año 2009, la Jornada Internacional de Limpieza de Costas, que permite recopilar información respecto a la procedencia, el volumen y el tipo de residuo encontrado en la playa. Los voluntarios participantes registran lo que van encontrando y los datos recabados a nivel nacional se procesan, lo que aporta información precisa que permite mejorar la gestión. Estos datos se compartirán con el resto de los países en los que se implementa la acción.

La actividad se realiza desde hace 30 años en más de 100 países alrededor del mundo. Moviliza a más de 600.000 voluntarios que cada año destinan ese día a recolectar los residuos que encuentran en sus playas locales, como demostración de su compromiso con la limpieza de la franja costera. A lo largo de casi tres décadas, más de 9 millones de voluntarios han recogido casi 75 millones de kilos de residuos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario