Publicidad Movil

Publicidad

jueves, 30 de noviembre de 2017

Rossi desafió a quienes hablan de entrega: “Estamos para defender al país sin mirarnos el ombligo ni el bolsillo”.

“No resulta grata la permanente insinuación que habla de entrega”, dijo el ministro Víctor Rossi, sobre las negociaciones con UPM. “¿A quién estamos nosotros sirviendo sino al país, mirando lejos? Desafío a quienes hablan de este modo a demostrarlo. Tratamos de responder con respeto, pero ¿ese permanente comentario busca ser una muletilla hacia la opinión pública?”, se preguntó.


“Sobre los elementos generales que se han considerado, no han aparecido preguntas que sorprendieran a los ministros y que significaran elementos nuevos, señaló Rossi, en conferencia de prensa en el Parlamento, al participar en la sesión extraordinaria en régimen de Comisión General para informar sobre los avances registrados en la primera etapa de negociación para la posible instalación de una segunda fábrica de celulosa de UPM. El jerarca estuvo acompañado por los ministros de Economía, Danilo Astori; de Industria, Carolina Cosse; de Trabajo, Ernesto Murro, y de Vivienda, Eneida de León, así como por la bancada de senadores del Frente Amplio.

Agregó que “se podría profundizar en muchas de esas preguntas, pero ya empleamos bastante tiempo en las 67 respuestas,  porque si no ajustamos, el tiempo se va muy lejos”. “En general hasta ahora no han aparecido nuevos elementos de interés”, subrayó.

Manifestó que “no resulta grata la permanente insinuación o afirmación cuando se habla de entrega, contrato, adhesión”. “¿A quién estamos nosotros sirviendo sino al país? Que demuestren los que hablan de entrega que no estamos sirviendo a los mejores intereses del país, mirando lejos, no mirando el ombligo ni ningún bolsillo de los que estamos sentados acá”, señaló. “Tratamos de responder con respeto, pero ese permanente comentario ¿es solo un planteo para transformarlo en una muletilla hacia la opinión pública?”, se preguntó.

Enfatizó: “Desde luego que es un programa exigente desde el punto de vista de la infraestructura, porque nos obliga positivamente a hacer obras”. “Uruguay no puede ser el país de dejalo para mañana”, sostuvo.

“Se debe estar a la altura de las exigencias del mundo, que cada vez ofrece más posibilidades, y, en ese sentido, lo que se hace se mide cuidadosamente con la opinión de quienes tienen experiencia en este tipo de  procedimientos”, señaló. Agregó que “es cierto que es un esfuerzo para nosotros, y el desafío es estar a la altura de los acontecimientos o no”.

Por su parte, Astori recordó que “la firma UPM es de las más prestigiosas del mundo, lo que muestra el enorme voto de confianza en el país, de los más grandes que hemos tenido”. Indicó que “el proyecto es la mayor inversión privada en la historia del país e incrementaría en forma permanente el PIB de Uruguay en dos puntos porcentuales, y, con esto, Uruguay pasaría a ser el principal receptor de inversiones de UPM en el mundo.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario