Publicidad Movil

Publicidad

miércoles, 8 de noviembre de 2017

Ministerio del Interior diseña aplicación de teléfono móvil para casos de medida cautelar por violencia doméstica.

“Una aplicación móvil específica, diferente a la del 9-1-1, para las personas con medidas cautelares por violencia doméstica, está en etapa de diseño, para así hacer un seguimiento más cercano”, informó la directora del Ministerio del Interior, July Zabaleta. Tras indicar que en 2017 se perpetraron 24 femicidios, aseguró que desde febrero de 2013 ninguna mujer fue asesinada mientras estaba protegida por esa herramienta.


“Brindar herramientas para saber cuándo es un femicidio y un crimen de odio ampliará las posibilidades de investigación”, dijo Zabaleta a la prensa, tras la apertura del seminario internacional que se desarrollará hasta este viernes 10 en la Escuela Nacional de Policía de Montevideo.

La directora de Políticas de Género del Ministerio del Interior añadió que continúa la preocupación ante la persistencia de las cifras de mujeres fallecidas a mano de parejas o exparejas. “En lo que va del año llegan a 24 las mujeres asesinadas”, informó la jerarca.

Zabaleta destacó que todas las jornadas de capacitación son útiles para conocer el fenómeno y ayudar a prevenirlo, puesto que “la tasa de femicidios es alta”.

Remarcó, además, que ninguna de las 24 mujeres fallecidas contaba con el sistema de tobillera electrónica. Al respecto, precisó que desde febrero de 2013, cuando comenzó a funcionar este sistema, que es una prioridad para el ministerio, ninguna mujer protegida por esa herramienta fue asesinada.

Informó también que se instalaron más de 300 tobilleras y que esta medida comenzó a ponerse en práctica en los departamentos en los que aún no se había implementado: Artigas, Lavalleja, Río Negro, Rivera, Rocha y Soriano.

“El 20 % de las mujeres fallecidas había hecho denuncia previa para solicitar ayuda. Es un promedio que se mantiene”, dijo. En ese sentido, reflexionó que es necesario otro tipo de herramienta, complementaria a la tobillera, que ayude a la seguridad de la denunciante.

“Una de las herramientas que se diseña es una aplicación para teléfono móvil, gratuita y específica, diferente a la del 9-1-1, para las personas con medidas cautelares vigentes. Así se podrá monitorear más de cerca, es decir, se dispondrá de un equipo específico de policías que puedan dar seguimiento”, detalló.

“Habrá que evaluar si se comienza con un proyecto piloto en una zona y observar cómo resulta para poder llevarlo a la generalidad, de acuerdo al éxito”, indicó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario