Publicidad Movil

Publicidad

miércoles, 30 de agosto de 2017

Río Negro: Placa en homenaje a Luis Eduardo “Chiqui” González desaparecido en la última dictadura cívico militar.

El sentido y emotivo acto contó con la presencia de autoridades nacionales, departamentales y locales.


Todo comenzó con la bienvenida a cargo de la Mtra. Directora, Mag. Lesli Santana. Luego el alumno Guzmán Fernández Núñez dio lectura a artículos de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Seguidamente se entonó el Himno Nacional Uruguayo.

“Hoy, con nuestra familia podemos decir LUIS EDUARDO ESTÁ ACÁ”.

Posteriormente habló Daniel, hermano de “Chiqui” González quien, entre otras cosas y muy emocionado, dijo: “Después de 50 años vuelvo a esta hermosa ciudad, manteniendo aquellos felices recuerdos que durante 15 años vivimos con nuestra familia en Young. Para nosotros este acto es muy significativo, hoy con nuestra familia podemos decir: Luis Eduardo está acá. Sus amigos lo rescataron y lo trajeron aquí. “Chiqui” ya no va a estar solo; mi hermano estará acompañado y aunque nosotros no vamos a dejar de buscarlo hasta encontrarlo, podemos decir que “Chiqui” está acá, en su ciudad, en su escuela, rodeado de niños, de sus amigos y de hermosos recuerdos de la familia.

Y puedo decirle a mi madre y a Elena que “Chiqui” no está solo, está acompañado por todos ustedes”.

Por “Cacha” y por los niños, NUNCA MÁS DICTADURA”

El Intendente de Río Negro, Ing. Agr. Oscar Terzaghi, fue invitado a hacer uso de la palabra, expresando: “Se hace difícil hilvanar conceptos después de tantas emociones. Simplemente quisiera aprovechar este instante para hacer dos homenajes; en primer lugar a “Cacha”. La conocí por el año 85 u 86, cuando vino a Young y me llamó poderosamente la atención la energía y la decisión de esta mujer. Verla hoy, más de 30 años después, con esa dignidad, que seguramente la acompañó durante toda su vida y que me emociona; en ella quiero homenajear a las madres de tantos hermanos y hermanas desaparecidos por la dictadura.

En segundo lugar, y es la primera vez que lo digo de esta forma, homenajear a las maestras y a los niños. Las escuelas, esas fábricas de futuro que constituyen todas las escuelas, en particular la escuela pública que tanto orgullo nos ocasiona. Mi reconocimiento también a los niños, porque ellos van a ser los hombres y mujeres del mañana. Quienes van a tomar decisiones y serán los responsables de los destinos del país y educarlos así, en particular en el valor de todos los derechos humanos, en particular en el más importante de todos; la valoración real del derecho a la vida.

Un homenaje también a los amigos de “Chiqui” González, que hicieron posible esto y eso me parece sustancial porque los vi a todos emocionados, rencontrándose, convocados por lo que fue este gran hombre.

Quiero finalizar diciendo: Por “Cacha” y por los niños, NUNCA MÁS DICTADURA”.

Luego habló el Dr. Franklin Gómez, en representación del grupo solicitante de la placa, quien estuvo acompañado por José Antonio Santín y Horacio Chappe.

“Aquellos ignorantes que pretendieron cortar las flores, nunca comprendieron ni se imaginaron, que no podían detener la primavera”.

Cerrando la parte oratoria, habló el Director de Cooperación Internacional y Proyectos del Ministerio de Educación y Cultura, Presidente de la Comisión Especial de la Ley 18.596, Mtro. Nicolás Pons, quien, entre otros conceptos, dijo: “Hoy, la Comisión Especial de la Ley 18.596, integrada por representantes del Ministerio de Educación y Cultura, del Ministerio de Economía y Finanzas, del Ministerio de Salud Pública, de Madres y Familiares de Detenidos Desaparecidos y de la Asociación de ex presas y presos políticos del Uruguay CRISOL; en virtud de la resolución adoptada el pasado 10 de agosto y atenta a los artículos 7 y 8 de la mencionada norma, procederá a colocar una placa recordatoria en la Escuela Nº 17, lugar donde fuera alumno Luis Eduardo González.

Configuramos este reconocimiento del estado uruguayo, en el marco de una política pública que promueve acciones simbólicas, tendientes a honrar la memoria histórica de las víctimas del terrorismo de estado.

Y porque florecer exige transitar por todas las estaciones, este agosto y el recuerdo a la frescura de la niñez y la juventud de Luis Eduardo, nos convida a recordar sus sueños, sus proyectos de vida, sus anhelos, historias que se vinculan y se entrelazan con muchos de ustedes, vecinos y amigos de esta ciudad.

Quizás la paradoja más grande; el dolor más profundo de lo que acabo de reseñar, da flor a un acto de amor inconmensurable, meses después de aquel diciembre de 1974.

Aquellos ignorantes que pretendieron cortar las flores, nunca comprendieron ni se imaginaron, que no podían detener la primavera. Y hoy, a días que una nueva primavera nos abrace y en momentos de este encuentro de memoria colectiva, el recuerdo de “Chiqui” nos convoca a reconocer públicamente el papel de su compañera, quien diera a luz en prisión, cuatro meses después de su detención, a Luis Eduardo, hijo de Elena y de “Chiqui”. Esta bofetada a los dictadores, de dar nacimiento, de alumbrar la esperanza, de apostar a la vida, sigue siendo un símbolo de lucha para todos, aún en las peores condiciones que persona alguna pueda imaginar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario