Publicidad Movil

Publicidad

jueves, 27 de julio de 2017

Sigue aumentando el precio de la manteca en el mercado internacional.

Mientras que los precios de los commodities lácteos aumentaron levemente (+0,2%), el precio de la manteca subió más (+3,4%) alcanzando en promedio US$ 6.000 por tonelada. Se conjugan dos factores: por un lado una fuerte demanda por productos ricos en grasas naturales. Por otro lado, una oferta de manteca limitada.


El precio de la Leche en Polvo Entera (LPE) tuvo un leve aumento (+0,3%), el precio promedio fue US$ 3.114 por tonelada.

En cuanto a la Leche en Polvo Descremada (LPD) cayó nuevamente (+3,2%). Los volúmenes de stock mundial de LPD (muy importantes en la Unión Europea) continúan ejerciendo presiones sobre los precios.

En cuanto al queso cheddar hubo una mejora (+1,6%), alcanzando un precio promedio de 4.112 toneladas.

Según analistas de la Bolsa de Valores de Nueva Zelanda la tendencia al mayor consumo de manteca se ha instalado. Fonterra está ofreciendo menos cantidades de manteca en la plataforma GDT debido a que enfrenta una mayor demanda en otros canales de comercialización. La proyección de la compañía para los próximos doce meses se situará 15% debajo en relación al año pasado.
En cuando a LPE, los futuros comercializados en julio en el mercado de derivados de la Bolsa de Valores de Nueva Zelanda marcaron un precio de US$ 3.130 toneladas para el mes de setiembre. Por lo tanto se espera que los precios de la LPE se encuentren en torno a los niveles actuales.

Para la LPD, si bien el esquema de intervención de la UE estará abierto hasta setiembre, desde mayo no ha habido ingreso de volúmenes adicionales de LPD en la intervención pública. Las industrias de la UE están colocando el producto fuera. En mayo se registró un record de exportaciones acumulando un 25% de incremento en relación a los primeros cinco meses de 2016.

En cuanto al queso cheddar, se espera una presión a la baja sobre los precios del cheddar por el aumento de las exportaciones de EE.UU y la Unión Europea. Los precios de los futuros para setiembre cayeron cerca de 10% lo que indica que los compradores están bien abastecidos en el corto plazo.

Fuente: elaborado por INALE en base a Bolsa de Valores de Nueva Zelanda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario