Publicidad Movil

Publicidad

domingo, 2 de julio de 2017

En tres días, casi 80 motos se retiraron de circulación en Salto.

Fruto de la articulación de los cuerpos ejecutivos de fiscalización en el marco del Plan Operativo de Seguridad Vial.


Más allá de los efectos de las inclemencias de fenómenos naturales, como el de las inundaciones, que el departamento de Salto viene sufriendo; también se ha hecho ostensible la estrategia del cuidado de la gente a través de la custodia de la circulación en el tránsito.

Fue por mediados de marzo, que autoridades departamentales de la Intendencia, la Salud, el Ministerio del Interior y la Unidad Nacional de Seguridad Vial, firmaron un Acuerdo para articular en ese sentido.

A propósito de ello, el Equipo de Comunicación de UNASEV, conversó con Andrea Cardozo, Coordinadora del Departamento de Tránsito del Gobierno departamental, quien se refirió a los resultados de la actuación conjunta entre los cuerpos inspectivos de la Intendencia y el Ministerio del Interior, que hoy cuenta eventualmente, con efectivos de Guardia Republicana.

Justamente, el resultado de ese trabajo arrojó para el último fin de semana - viernes a domingo- que alrededor de 78 motos fueran retiradas de circulación. La mayoría de ellas por encontrarse inhabilitados sus conductores o carecer de los elementos de visibilidad correspondientes, según dijo la jerarca consultada.

Según Cardozo, los vecinos han tomado de buen grado la campaña de control en el tránsito, que se efectúa de manera rotativa en los puntos más críticos de la capital departamental “propendiendo a un cambio en la cultura de hábitos”.

“Los resultados más efectivos, se dan en lo inmediato, a través del control y la fiscalización” señalo Cardozo; quien explicó además, que se trabaja con los Medios de Comunicación anunciando los operativos, e informando a los Vecinos a través de las Comisiones barriales para que porten la documentación correspondiente a la hora de circular en el tránsito.

Sobre la nueva estrategia de cooperación entre diversas instituciones que plantea el Plan Operativo de Seguridad Vial (POSEVI), Cardozo opina que es un proceso, en el que si bien se podrían evitar los controles, la realidad señala que el alto índice de siniestralidad sólo se cambia a partir de dicho trabajo o el auxilio de la tecnología, como pueden ser las cámaras instaladas en vía pública en diversos puntos del país.

No obstante, considera relevante no dejar de trabajar con Primaria, Secundaria y la Educación en general, “atendiendo a los esfuerzos en forma horizontal y articulada, porque es lo más eficaz; articulando a través de los Medios; creo que es un aporte muy importante que a través de UNASEV se está haciendo” señaló.

No hay comentarios:

Publicar un comentario