Publicidad Movil

Publicidad

lunes, 29 de mayo de 2017

Uruguay será anfitrión de un congreso de salud de alto nivel en octubre.

El ministro Jorge Basso participa en Ginebra de la 70.ª Conferencia Mundial de la Salud, donde repasó las fortalezas del sistema uruguayo a 10 años de comenzada la reforma. Informó sobre un encuentro de alto nivel que se realizará en Uruguay del 18 al 20 de octubre con el fin de generar una hoja de ruta sobre las políticas sanitarias en temas como tabaco, alcohol, alimentación, sedentarismo y enfermedades no transmisibles.


Entre el 19 y el 26 de mayo, el ministro de Salud Pública, Jorge Basso, participo de la 70.ª Conferencia Mundial de la Salud en Ginebra, Suiza. En su participación, confirmó que Uruguay será sede de una reunión de alto nivel sobre salud en octubre, concretamente, entre el 18 y el 20 e invitó a los representantes de los países presentes.

Basso explicó que el objetivo de este encuentro es alcanzar una coherencia en las políticas públicas, con un compromiso político al más alto nivel de los Estados, con rango de presidentes, ministros y equipos técnicos, a los efectos de generar una hoja de ruta hacia  2018, en el marco del desafío asumido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) con los  Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

“Procuraremos evitar cierta fragmentación que hay en el conjunto de las políticas. Por la complejidad de los temas del mundo moderno, es necesario atender todo lo que es la política antitabaco impulsada por Uruguay, sumada a lo que es alimentación saludable, el uso abusivo del alcohol y el sedentarismo. El mundo moderno genera nuevos desafíos, procurando disminuir riesgos vinculados a la vida diaria, lo que supone un conjunto de políticas y actores para que sean efectivas. El sector salud requiere de alianzas y compromisos al más alto nivel”, dijo.

Basso recordó que el propio presidente, Tabaré Vázquez, en su discurso ante Naciones Unidas en 2016, hizo una convocatoria a una gran alianza para combatir las enfermedades no transmisibles. “Ese es el centro del problema en el que queremos dar pasos”, agregó.  En el mismo sentido, sostuvo que Vázquez solicitó que Uruguay sea sede del referido encuentro y que la OMS lo aceptó con beneplácito. “Se generó una alianza entre Uruguay y la OMS para que Montevideo sea el punto focal que ayude a la construcción de mejores respuestas y más articuladas”, indicó.

El jerarca se refirió al reconocimiento que se hace del liderazgo de Vázquez en la campaña antitabaco que incluyó el fallo favorable a Uruguay en el litigio contra la empresa Philip Morris. En este contexto, recordó que se está logrando reducir la prevalencia de los jóvenes vinculados al hábito del tabaco, con indicadores que variaron, de un 22 % de jóvenes con adicción al tabaco a un 8 % en pocos años, lo que consideró como una muestra de nuevas generaciones no fumadoras.

Por otra parte, el ministro se refirió a los logros alcanzados a 10 años de implementada la reforma sanitaria en Uruguay. Dijo que se cumplió con la meta de brindar cobertura universal y, entre las fortalezas, destacó que la población cuenta con un conjunto de prestaciones amplias y con un sistema de financiamiento equitativo. Aseguró que el desafío ahora es mejorar la calidad del proceso asistencial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario