Publicidad Movil

Publicidad

lunes, 29 de mayo de 2017

Las cinco potencias del Consejo de Seguridad de la ONU proveen el 75 % de armas en el mundo.

El canciller Rodolfo Nin Novoa pidió al Consejo de Seguridad de la ONU el cese del comercio mundial de armas, 75 % de las cuales provienen de los cinco países miembros permanentes de este organismo: Estados Unidos, China, Francia, Gran Bretaña y Rusia. Además, destacó la importancia de investigar los ataques contra instalaciones médicas y hospitales civiles en zonas de conflictos y asegurar que los responsables rindan cuentas.


“El control sobre el comercio internacional de armas es una necesidad evidente”, estableció el ministro de Relaciones Exteriores uruguayo, Rodolfo Nin Novoa, durante el debate abierto de alto nivel sobre protección de civiles en conflictos armados, centrado en la protección de la atención médica, que se desarrolló el jueves 25 en una sesión abierta del Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas (ONU), en su sede de Nueva York.

Para el canciller uruguayo, el control sobre el comercio de armas “es la primera precaución que habría que tomar, la primera prevención”. A pesar de la firma del tratado sobre el comercio de armas en agosto de 2015, constató que “un significativo número de los principales productores, exportadores y receptores de armamentos no ha, siquiera, firmado dicho tratado”.

Indicó que los informes internacionales indican a los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (China, Francia, Rusia, Gran Bretaña y Estados Unidos) como los países desde donde proviene el 75 % del comercio mundial de armas. Por otra parte, sostuvo que los países pobres compran el 73 % del armamento que se vende en el mundo.

Nin subrayó que la mayoría de los ataques sobre hospitales civiles e instalaciones sanitarias son realizados con fuerzas aéreas en escenarios de guerra, donde quienes cuentan con este armamento sofisticado son los estados involucrados en los conflictos.

Por tanto, aseguró: “La responsabilidad primaria recae sobre dichos estados, incluyendo, asimismo, a los que suministran y venden, o autorizan a sus pujantes y prósperas empresas, el suministro y de los aviones y su correspondiente armamento. Realizamos un llamado a todos los gobiernos a fortalecer el régimen de desarme general y completo y a ratificar el tratado para el comercio de armas, a efectos de obtener un comercio internacional responsable en materia de armas convencionales, incluidas las armas pequeñas y ligeras, sus partes y componentes, así como las municiones”.

Este debate fue propuesto por nuestro país, promovido por Egipto, España, Japón y Nueva Zelanda y adoptado en forma unánime. Nin consideró esto un hito histórico, porque fue la primera resolución del Consejo de Seguridad dedicada específicamente a la protección de la atención médica en los conflictos armados, aprobada en tiempos de recrudecimiento de la violencia contra los civiles en los conflictos bélicos.

Además destacó la importancia de investigar cuando se produzcan atentados contra instalaciones médicas y asegurar que los responsables rindan cuentas por lo que calificó como crímenes de guerra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario