Publicidad Movil

Publicidad

miércoles, 29 de marzo de 2017

Hospital de Ojos fortalece acciones para la prevención y detección precoz del Glaucoma.

El Hospital de Ojos “José Martí”, viene desarrollando a lo largo de este mes, acciones de promoción, prevención e información sobre Glaucoma; patología, que no produce síntomas y puede llevar a la ceguera irreversible. Afecta a entre el 2 % y 3% de la población uruguaya y a 60 millones de personas en el mundo.


Una de estas jornadas de promoción, prevención e información, se llevó a cabo el jueves 9 de marzo, en el propio Hospital de Ojos, en actividad que contó con la participación de la Presidenta de ASSE, Susana Muñiz, la Embajadora de Cuba, Mercedes Vicente Sotolongo, el Vocal del Directorio de ASSE Jorge Rodríguez Rienzi, la Directora en Representación de los Usuarios, Natalia Pereyra, y la Directora del Hospital "José Martí", Sandra Medina.

Las acciones estuvieron destinadas fundamentalmente, a la población mayor de 50 años con antecedentes de glaucoma, miopía, diabetes e hipertensión.

 Durante la jornada, se subrayó que el Glaucoma, es la principal causa de ceguera irreversible en el mundo. Hay alrededor de 60 millones de personas con esta patología en el mundo, de las cuales el 10% están ciegas por esa causa. Se estima que este número aumentará a 80 millones para 2020.  

El 50% de las personas con Glaucoma, no saben que lo padecen, porque en la mayoría de los casos no produce síntomas, y la persona no es consciente de que padece esta patología hasta que ha perdido gran parte del campo visual.

Se trata de una enfermedad ocular que deteriora al nervio óptico. Mediante exámenes oculares periódicos, detección temprana y el tratamiento adecuado, es posible corregir el daño visual, el cual es irreversible. Constituye una de las primeras causas de ceguera junto con la diabetes y la vasculopatía.

El diagnóstico se basa en el estudio del fondo del ojo para poder ver el nervio óptico, en tomar la presión ocular y en estudios anatomofuncionales.

Es precisamente en procura de concientizar a la población, que el Hospital de Ojos viene desarrollando distintas jornadas en Montevideo y el Interior del país. Ejemplo de ello, fueron las actividades realizadas en Paysandú y Maldonado, que tuvieron una amplia convocatoria y en la cual los equipos utilizaron el angiógrafo portátil de reciente incorporación.

Lo que es importante saber

El Glaucoma es una enfermedad ocular que deteriora al nervio óptico. Los cambios visuales son graduales: inicialmente se afecta la visión periférica, y la persona puede no darse cuenta que padece esta patología. Con el tiempo, también se afecta la visión central en forma progresiva.

Toda la población está expuesta a tener esta patología, pero los que presentan mayores riesgos de desarrollarla son las personas mayores de 40 años, que cuenten con antecedentes familiares, factores raciales (la raza negra es más propensa a adquirirlo), antecedentes de traumatismos o inflamaciones oculares y la diabetes, miopía, hipertensión arterial, factores vasculares, jaquecosos y/o migrañosos, además de quienes utilizan corticoides en forma crónica. Las personas con presión ocultar elevada (es claramente el factor de riesgo más importante para desarrollar Glaucoma).

Los pacientes portadores de Glaucoma pueden no presentar síntoma alguno hasta etapas muy avanzadas de la enfermedad.

Los pacientes glaucomatosos sueles ser diagnosticados en un examen de rutina en el consultorio del oftalmólogo, donde concurren por disminución de la visión, creyendo requerir solamente un par de anteojos.

La forma más común de Glaucoma, es el llamado Glaucoma crónico o ángulo abierto, no presenta síntomas, ni molestias

Debe ser diagnosticado precozmente para poder así prevenir los daños. El diagnóstico se basa en el estudio del fondo del ojo para poder ver el nervio óptico, en tomar la presión ocular y en estudios anatomofuncionales.

El término de hipertensión arterial, es utilizado para describir una condición en la cual los pacientes tienen una presión ocular elevada, pero no hay evidencia de daño en el nervio óptico o campo visual compatible con Glaucoma. Los pacientes con hipertensión ocular tienen un factor de riesgo importante asociado con Glaucoma sin haber manifestado la enfermedad, requieren evaluación periódica. 

El Glaucoma puede controlarse muy bien con varias clases de gotas oculares que pueden administrarse solas o combinadas. Estas reducen la presión ocular. Para obtener buenos resultados se debe seguir el plan de tratamiento estrictamente. En el caso que la medicación no pueda controlar la presión ocular se dispone de otros recursos, como rayos láser, y en otros casos es necesaria la cirugía.

Para prevenir, se recomienda un examen ocular de rutina realizado por un médico oftalmólogo para detectar la presencia de Glaucoma.

Todas las personas mayores de 40 años de edad en adelante deben someterse a un examen oftalmológico de rutina. Si el mismo es normal, hay que repetirlo cada uno o dos años.

El Glaucoma. detectado en forma temprana, rara vez ocasiona ceguera.

Si tiene un familiar con glaucoma, debe controlarse.

El Glaucoma es una enfermedad crónica; no se cura, se trata.

No hay comentarios:

Publicar un comentario