Publicidad Movil

Publicidad

martes, 14 de febrero de 2017

Reinversión de utilidades de empresas extranjeras denota nivel de confianza en Uruguay.

El ministro de Economía, Danilo Astori, expuso en un almuerzo con empresarios alemanes, donde resaltó la importancia de la inversión extranjera directa. Señaló que en 2015 Alemania fue el principal origen de los capitales extrarregionales, al tiempo que subrayó la importancia de la reinversión. Entre 2005 y 2015, el 61% de las utilidades de inversiones extranjeras se reinvirtieron, lo que denota un alto nivel de confianza.


El almuerzo organizado por la Cámara de Comercio e Industrias (DIHK) contó con la participación del presidente de la República, Tabaré Vázquez, el canciller, Rodolfo Nin Novoa, el ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori, y el director ejecutivo de Uruguay XXI, Antonio Carámbula.  Al evento también asistieron representantes de la Cámara de Comercio e Industrias de Alemania y las empresas Hamburg Sud, Bosch, Siemens, Banco Santander, Commerzbank, Winterschall, Evonik y Reinmetal.

El ministro Astori enmarcó su presentación en cuatro pilares: confianza en el país, mercado ampliado, talento y capacidad humana y calidad de vida. Subrayó que Uruguay “es un país en el que se puede confiar”, y, al mismo tiempo, un país que transmite confianza a aquellos que confían en él.  “No solo queremos que llegue la inversión, sino que queremos que se quede, y para ello la reinversión es muy importante, porque nos está mostrando un alto porcentaje de reinversión de utilidades en el país; 61% en los años 2005-2015 es un porcentaje relevante que tenemos que valorar muchísimo”, dijo.

Agregó que Alemania fue el principal origen de inversión extranjera directa extrarregional en 2015. Afirmó que existe una diversificación en los destinos de la inversión extranjera en general, hacia la industria de la construcción, industria manufacturera, industria relativa a la ganadería, agricultura y forestación, comercio y servicios, intermediación financiera. En esa línea, reiteró el interés por tener un contacto muy fluido con los empresarios de Alemania, porque la tendencia muestra que ellos están concediendo al Uruguay una importancia creciente. “Uruguay es un país en el que vale la pena invertir, trabajar y vivir”, enfatizó.

Asimismo, resaltó el grado inversor que obtuvo nuestro país, asignado por las principales compañías calificadoras de crédito a nivel global, y que, en varios casos, elevaron la posición de Uruguay dentro del grado inversor. Astori enfatizó que Uruguay tiene 13 años de crecimiento continuo, aun en episodios de enlentecimiento, creció en promedio 4,2 % en la última década.

Agregó que ese crecimiento llevó a Uruguay a tener el volumen de PBI per cápita más alto de toda la región latinoamericana, de casi 16.000 dólares, y con una proyección de 20.000 dólares para 2020. En relación a la distribución del ingreso, medido con indicadores como el índice Gini que actualmente llega a 0,38 y con tendencia a la baja, Uruguay se posiciona en América Latina como el país de más alto nivel de ingresos per cápita y con mejor distribución.

Por otra parte, el ministro subrayó que Uruguay es la puerta de ingreso a un mercado ampliado para el comercio, la investigación y desarrollo, la distribución y logística para el acceso a ciudades importantes de la región. Resaltó que asentarse en Uruguay facilita la llegada a centros de cooperación regional, que configura un mercado de 400 millones de personas.

A su vez, subrayó las capacidades del país en materia de talento y desarrollo de las capacidades humanas, a través de programas que promueven la capacitación, la formación de calidad, la reducción de brechas en el acceso al conocimiento. Sostuvo que para el país la calidad de vida es muy importante, en particular la cultura del trabajo y la influencia que este tiene sobre la posibilidad de asegurar condiciones dignas de vida para la población. 

©Presidencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario