Publicidad Movil

Publicidad

domingo, 5 de febrero de 2017

Juez Iribarren procesó con prisión al policía que mató a su expareja con arma reglamentaria.

El Juez Letrado en lo Penal de 3º Turno, Dr. Gustavo Iribarren, dispuso el procesamiento con prisión de un policía que acabó con la vida de su ex pareja durante un incidente en la puerta del edificio en que residía esta última, disparándole con su pistola Glock reglamentaria en presencia de los hijos de ambos, de 7 y 11 años de edad respectivamente.


El hecho ocurrió en la noche del 30 de enero. El hombre de 42 años fue hasta el domicilio de su ex pareja, de 29 años de edad, con la intención de visitar a los dos hijos de ambos sin previo aviso. Una vez allí le requirió explicaciones a la mujer porque los niños estaban jugando en casa de vecinos mientras ella realizaba compras con su actuar pareja. Además, propuso permanecer en la vereda con sus hijos por algunos minutos, lo que fue rechazado por la madre debido a lo inapropiado del horario y a que ese comportamiento suponía una intromisión indebida en su casa. Ante la negativa y cuando la mujer se aprestaba a cerrar la puerta del edificio mientras los niños ya recorrían el corredor hacia su domicilio, el hombre extrajo su arma de reglamento y le disparó en la cabeza, causándole la muerte.

El juez Iribarren imputó al policía un delito de homicidio, disponiendo su prisión preventiva “en mérito a que la gravedad ontológica del delito atribuido sugiere que eventualmente podrá recaer pena de penitenciaría”.

Además, tomando en consideración las conclusiones de la pericia psiquiátrica que se le practicó al imputado, ordenó la realización de una segunda pericia “a los efectos solicitados por la Defensa”, requiriéndola con carácter urgente.

Asimismo, dispuso pericia psicológica del encausado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario