Publicidad Movil

Publicidad

jueves, 16 de febrero de 2017

El 78 % de los alumnos que repitieron primer año escolar en 2016 faltaron a clase en forma reiterada desde educación inicial.

Una investigación de Primaria indicó que 78 % de los alumnos que repitieron primer grado en 2016 registraron reiteradas inasistencias en el año y también en nivel 5 de educación inicial. La titular de ese Consejo, Irupé Buzzetti, dijo que el seguimiento piloto hecho en 4.000 niños que faltaban con frecuencia a las aulas y tenían dificultades de aprendizaje permitió revertir situaciones en los casos que las familias apoyaron.


Los equipos del Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP), con el aporte de la plataforma Gurí Familia, llevaron a cabo el año pasado una experiencia piloto que implicó el seguimiento de 4.000 alumnos de primer grado, en la que se observó que en abril muchos de ellos ya habían faltado más de lo común, superando en promedio las 10 inasistencias.

Esos alumnos, además, en su primera calificación demostraron tener dificultades de aprendizaje en lengua y en matemáticas.

Tanto esos niños como los que fueron detectados en la evaluación inicial temprana, realizada entre niños de 4 y 5 años de educación inicial que habían ingresado con una advertencia, fueron objeto de un seguimiento en el segundo carné de calificaciones, en el tercero y a fin de año.

Las alertas en esa franja preescolar eran por no comunicarse correctamente con sus compañeros o maestros, porque no se desplazaban espacialmente en forma correcta, no tenían nociones de derecha-izquierda o arriba-abajo y no tenían nociones de lengua y matemáticas.

“Esos grupos de alumnos que fueron seguidos atentamente fueron objeto de varias medidas, como conversar con sus padres, y en alguna instancia fueron asistidos por los servicios de salud (en caso de necesitarse) para que pudieron revertir la situación”, indicó Buzzetti.

La directora del CEIP explicó a la Secretaría de Comunicación Institucional que los niños cuyos padres se involucraron y cuya atención fue inmediata pudieron revertir su situación de retraso escolar.

Asimismo, una investigación realizada en torno al tema indicó que, del total de repetidores de primer grado en 2016, en 78 % de los casos fueron alumnos que faltaron más de 20 días en nivel 5 de educación inicial y que, al pasar a la escuela, en abril del año lectivo pasado ya tenían más de 10 faltas, es decir que mantuvieron la constante de un mes o más de inasistencias a clase por año en promedio.

La repetición en primer grado fue del 12 % de la matrícula el año pasado.

“Bajamos el índice de repetición en todos los grados y en primero también, pero mantenemos un 12 % que está constituido en casi 80 % por niños y niñas que no asisten a la escuela”, dijo Buzzetti.

“Creo que los padres lo tienen que entender: niño que va a la escuela aprende. Es bueno que un padre comprenda que si su hijo va a nivel  3, 4 y 5, solo debe faltar por razones importantes como por ejemplo enfermedad debidamente justificada”, puntualizó.

“A la escuela todos, todos los días no es un eslogan, es una realidad que luego se ve en los rendimientos”, sentenció la jerarca, quien confirmó que este año se volverá a realizar ese seguimiento de niños y niñas con nombre y apellido para atender a tiempo los problemas que puedan surgir.
©Presidencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario