Publicidad Movil

Publicidad

domingo, 15 de enero de 2017

Protección contra rayos solares en la infancia reduce la probabilidad de desarrollar cáncer de piel.

El 80 % de los casos de cáncer de piel se originó cuando las personas tenían entre 10 y 20 años. Está demostrado que quienes de niños fueron protegidos del sol tienen 78 % menos de probabilidad de desarrollar cáncer en la vida adulta. El Ministerio de Salud Pública exhortó a ser responsables, exponerse al sol en horas oportunas, cubrirse con sombrilla, gorro y ropa oscura y usar protector solar.


“El cáncer de piel es el número uno en el país desde la perspectiva cuantitativa, sin embargo la población no lo visualiza como tal”, especificó el ministro de Salud Pública, Jorge Basso, en la conferencia de prensa dedicada a comunicar  las consecuencias de la exposición excesiva e inadecuada a la radiación solar, que van desde el envejecimiento hasta el cáncer de piel.

Basso, junto al médico dermatólogo Miguel Martínez, repasó las acciones preventivas durante la temporada de verano e informó datos estadísticos en Uruguay, donde se diagnostican unos 2.800 casos de cáncer de piel al año.

Si bien la mayoría de los tipos de cáncer no son prevenibles, la enfermedad oncológica que afecta a la piel sí lo es, excepto cuando tiene componentes genéticos.

Martínez, en tanto, explicó que tradicionalmente se considera de forma equivocada que el bronceado es sinónimo de estatus social, vacaciones, placer y salud. “En Uruguay existe la costumbre de tomar sol, lo que nos posiciona como país con mayor incidencia en tumores de piel en la región”, aseguró. Una de las consecuencias más comunes de la exposición excesiva al sol es el envejecimiento. La peor consecuencia es el cáncer de piel.

Martínez, en concordancia con Basso, instó a la responsabilidad de los padres sobre los hijos: la evidencia científica comprueba que los niños que fueron protegidos del sol tienen un 78 % menos de probabilidad de desarrollar esta enfermedad, comparado con quienes no lo hicieron.

Recordó que el 80 % de los casos de cáncer de piel se origina en personas de entre 10 y 20 años  (transformación celular) y que el melanoma, que es el tipo más grave de cáncer de piel, se reporta cada vez más en adultos jóvenes. Casi un 60 % de los casos de melanoma se desarrollan antes de los 50 años.

Las horas del mediodía son las que acumulan la mayor radiación, por lo que se recomienda no concurrir a la playa ni exponerse a los rayos solares entre las 11:00 y las 16:00 horas. Sin embargo, se sigue viendo mucha gente en las costas uruguayas en este entorno horario, dijo el experto, quien aclaró que no se trata de prohibir sino de tomar conciencia para cambiar hábitos y de asumir responsabilidades.

“A todos nos gusta la playa. Si se toma sol en horas prudentes, tendremos todos los beneficios sin los perjuicios de la radiación”, indicó Martínez, quien aseguró que se puede alcanzar un bronceado duradero si se realiza en forma progresiva y con los debidos cuidados.

El experto señaló que "el filtro solar no es la prioridad número uno”. Aseveró que las medidas fundamentales de prevención son: buscar la sombra por medio del uso de sombrilla, toldo o similar, cubrirse la cabeza con sombrero de ala ancha y usar anteojos con protección ultravioleta (UV). Aclaró que es más peligroso utilizar lentes oscuros sin protección porque con la oscuridad las pupilas se dilatan y esto puede desencadenar lesiones en la vista.

Otra de las sugerencias es cubrir el cuerpo con ropa liviana pero de trama cerrada y de colores oscuros, además de la ropa con protección UV que muchas veces usan los niños.

Una crema o aerosol de factor 30 da un buen nivel de protección solar. Añadió que “no está comprobado que un factor superior a 50 sirva de algo. Lo demás es marketing". Instó a corroborar que estos productos indiquen protección ultravioleta A y B, porque muchas veces tienen solo B.

Martínez recomendó la consulta médica luego del verano para controlar el estado de la piel, dado que si se detecta algún daño a tiempo, es curable y de fácil resolución sin mayor necesidad de tratamiento.

“El mensaje que queremos dar es el de disfrutar del verano pero con responsabilidad hacia uno y sobre todo hacia los hijos”, agregó.

En otro orden, Martínez no recomienda el uso de camas solares porque esta modalidad filtra los rayos que dan la sensación de haber tomado mucho sol, pero no los que causan el fotoenvejecimiento y el cáncer de piel. Incluso dijo que procuran impulsar alguna reglamentación para que se prohíba esta práctica en menores de 18 años.

Presidencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario